Merida comienza a sufrir la falta de suministros de componentes ciclistas

1013
Merida comienza a sufrir la falta de suministros de componentes ciclistas
Merida Bikes, además de fabricar bicicletas patrocina a varios equipos ciclistas profesionales.

El boom de la bicicleta ha venido unido de la mano con diversos problemas que han alterado considerablemente la cadena de distribución y producción de material ciclista en todo el planeta.

Ya que son varios los problemas y no solo uno, es aún muy difícil predecir cuando, y sobre todo si las aguas volverán a su cauce en los próximos meses/años o no.

Desde la subida de los precios de las materias primas principales como el aluminio, el acero, el carbono e incluso el petróleo, el cierre de fábricas en Asia y los recortes de producción, los problemas fronterizos cada vez más complicados junto el incremento de los costes de los envíos de contenedores vía marítima, o el aumento de la demanda de bicicletas y componentes ciclistas en todo el mundo, son solo algunos de los pequeños grandes problemas a los que los grandes, medianos y pequeño fabricantes se están enfrentando desde hace meses.

Los ingresos de Merida se han reducido un 24% en los últimos meses por la escasez de componentes

Según ha informado el mayor fabricante de bicicletas del mundo, Merida Industry Co. a sus inversores, diversos problemas con los envíos marítimos han desencadenado en una falta de componentes y mermado la producción de sus bicicletas.

A su vez, según la propia Merida, tiene más de 15.000 bicicletas esperando poder ser enviadas. En 2021 y hasta el mes de septiembre, Merida había enviado cerca de un millón de bicicletas desde sus fábricas en Asia, en concreto unas 930,436 desde el 1 de enero hasta el 30 de septiembre.

La inestabilidad del sistema, con escasez de muchos componentes, hace que los plazos previstos no solo se alarguen más, sino que sea imposible saber con exactitud cuando llegará el material y en que medida.

Pero no solo es Merida la afectada, prácticamente todos los fabricantes que dependen de la producción asiática se encuentran con los mismos problemas.

Todo lo que se fabrica, en mayor o menor medida se vende, y en muchas ocasiones estas ventas ocurren antes de que se produzca el producto, lo que desencadena en largas esperas que pueden estar motivadas por un simple tornillo que no termina de llegar nunca a fabrica.

Difícil situación la que tiene delante la industria de la bicicleta pese a la buena salir de las ventas de los últimos meses.