Max Stöckl desciende en una Mondraker la pista de esquí de Streif

El austríaco, Max Stöckl, logra descender por la traicionera pista de esquí de Streif en Hahnenkamm, Austria superando los 100 km/h.

Max Stöckl lleva la velocidad en su ADN , corre descenso y es el propietario de un equipo de DH, ha recorrido el mundo buscando ir cada vez más rápido sobre dos ruedas. Logro el record de velocidad en el desierto de Atacama marcando 167,6 k/h.

Stöckl es nativo de Oberndorf, cerca de Kitzbühel, desde pequeño ha vivido las competiciones en la pista de esquí de Streif y se preguntaba ¿Qué pasaría si la descendiera con una bicicleta de DH?

Todos los años la Copa del Mundo de esquí alpino FIS celebra en esta estación de esqui uno de los mayores eventos deportivos de Austria. La pista con empinadas pendientes tiene una longuitud de 3.3km con un desnivel de 860m. Una pista solo apta para los esquiadores más experimentados con secciones que superan el 85%.

Max decidió que unos dias antes de la carrera el momento idoneo dado que que la pista estaba lista para la prueba y las condiciones eran las idoneas.

«Cuando puedes descender con tu bicicleta en una pendiente como esa, es un honor especial para mí y quería ofrecer el respeto necesario al no arruinar el trabajo realizado por el club de esquí al preparar las secciones más empinadas. Las secciones más famosas fueron difíciles para mí, y tuve que batallar para despejar las puertas «, dijo Max.

La Mondraker Summum que utilizo es similar a la que usa su equipo, el MS Mondraker Racing, en las carreras de la Copa del mundo DH UCI, salvo algunas adaptaciones. Los neumáticos tenían unos clavos de 5 mm, incluyo un guardabarros de fibra de carbono en la rueda trasera de su bicicleta para no clavarse los clavos cuando retrasaba su cuerpo sobre el sillín.

«Lo único que es diferente son los neumáticos y el guardabarros trasero», explica Max. «No es una bicicleta de montaña especial es la que uso habitualmente pero adaptada».

Max supero con éxito en su intento y se convirtió en el primer hombre en completar la pista del famoso Streif sobre dos ruedas, deteniendo el crono en 3m 06s y una velocidad máxima de 103 km/h.