Marcha Nacional MTB Sotoserrano Caminomorisco

38

A pesar de la semana de lluvias y de las precipitaciones intermitentes, pero intensas, del sábado y el domingo, bikers de distintas edades y capacidades han podido disfrutar de eventos que han satisfecho sus necesidades de aventura, reto y deporte.

El sábado 9 de marzo, a las 16:00 h y con inscripción gratuita, estaba programada la excursión Ruta de los tres ríos para conocer las riberas de los ríos Francia, Alagón y Cuerpo de Hombre.
Y el domingo 10 de marzo, a las 9:30 h, la vigésima primera edición de la Marcha Nacional MTB SOTOSERRANO-CAMINOMORISCO, con 62 km a recorrer. También, un recorrido alternativo de 37 km para los menos entrenados. Pocas pruebas tienen esta continuidad y antigüedad.

Sotoserrrano es una localidad serrana famosa por sus vinos y sus jamones. Y allí, el C.D. EL TRAMPAL de Béjar (Salamanca) nos tenía preparada una marcha que suscita gran interés por su buena organización y por recorrer unos parajes privilegiados de esta zona limítrofe entre las provincias de Salamanca y Cáceres.

Al final, 450 bikers nos decidimos a tomar la salida y participar, a pesar de la lluvia que caía antes de salir y la que amenazaba. Dudas, averías e incripciones de última hora retrasaron algo la salida. Breve explicación de José Enrique (Presidente del C.D. EL TRAMPAL) de la supresión de la parte final del recorrido para no correr riesgos innecesarios y, “ligeramente empapados”, recorrimos las estrechas calles del pueblo, atravesando sus huertas y olivares, que conducen hasta la ribera del río Alagón.

  SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco2

Primeros nervios en las bajadas, pero enseguida y, tras pasar algunas zonas anegadas por el excesivo caudal, se hicieron muchos grupos según el nivel de exigencia de cada uno.

Una vez superado el encuentro de los tres ríos (Francia, Alagón y Cuerpo de Hombre), iniciamos la ascensión de la primera dificultad de la prueba. La pista discurre por un monte de pinos y eucaliptos y nos conduce hacia el increíble meandro que describe el río Alagón. Excelente el drenaje de los caminos que hemos recorrido. Con toda el agua que han recibido, el estado era compacto y poco embarrado. Lógicamente, algo resbaladizo, pero nada pesado.

SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco

Vertiginoso descenso hasta salir a la carretera que nos conducía a Ríomalo de Abajo (Cáceres), donde recibiríamos el primer avituallamiento y, tras subir por una pista de hormigón, íbamos a disfrutar de nuevo de las mejores vistas del meandro, especialmente en la zona de su mirador.

SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco

Continuo ruido de agua en movimiento, cascadas y arroyuelos desbordados. Brillos y reflejos en las húmedas pizarras del terreno, nubes bajas, niebla en las cimas y, a veces, tímidos rayos de un agradable y cálido sol. Lluvia a ratos y buena temperatura.
Pinares infinitos, con la pista muy tapada en algunos tramos, pero siempre ancha y en buen estado. Muchas colmenas de abejas –seguro que fabrican rica miel–, jaras y brezo. Éstas son las percepciones que hemos ido acumulando mientras pedaleábamos.

SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco

Como siempre, hay que hacer la grupeta de los que van a ser tus compañeros de ruta, y supongo que ésta se hace por niveles de exigencia, preparación y capacidad. Así pues, todo esto ha hecho que, tras la pasada que me dieron subiendo Santiago y Jorge (C.D. TUDELA BIKE), los remontara y acabáramos juntos el recorrido.

Transitando por la Sierra del Cordón, siempre a cierta altura y en continuo y leve ascenso, íbamos acumulando kilómetros, hasta iniciar un nuevo y rápido descenso entre campos de olivos que nos llevaría al segundo avituallamiento de la jornada. Un rápido acopio de víveres, alguna evacuación urinaria y de nuevo en marcha.
Según salimos de la zona de avituallamiento, comenzamos a transitar por la carretera C-515, que nos conducirá a Ríomalo de Abajo. Viento de cara y relevos entre los tres integrantes de la grupeta hicieron que sumáramos a dos nuevos bikers en el grupo. Un chaval de Ponferrada (León) y otro de Sevilla la Nueva (Madrid), que enseguida se han puesto a pasar y colaborar en los relevos.

SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco

Y a buen ritmo, fuimos recorriendo los kilómetros que nos quedaban hasta ascender de nuevo a Sotoserrano, comentando entre los compañeros (habían estado en otras ediciones) lo bonito que era subir al pueblo por la ribera del río en vez de por la carretera. Pero, las cosas son así y más vale seguridad que tener que lamentar una desgracia. Además, así el año que viene tenemos de nuevo la excusa para volver y conocer la parte de ruta que no hemos podido hacer en esta edición.

SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco3

Y el estreno de mi nueva Orbea Occam 29», pues, sencillamente, sobresaliente. Para ser mi primera experiencia con una bicicleta de doble suspensión, ha tenido un comportamiento impecable. Aunque el recorrido no ha tenido zonas técnicas de gran dificultad, las sensaciones han sido muy agradables. Subiendo, genial; y emocionante en los descensos, además de imposible de seguir. Hay que seguir con ella para acoplarnos y sincronizarnos perfectamente, pero ha sido muy satisfactorio este primer encuentro.

En cuanto terminamos la prueba, manguerazo para eliminar el barro de las bicicletas, fotos de la grupeta y maxibocata de jamón serrano del terreno, fruta, refrescos y pastelillo de hojaldre. Ducha reconfortante en la Posada de Sotoserrano, donde habíamos pasado la noche anterior y donde Margarita y su familia nos han hecho sentir como en nuestra propia casa.

En definitiva, una ruta agradable de realizar, con relativa dificultad física, pero sin dificultades técnicas importantes.
En cuanto a la organización, excelente. El pueblo y los voluntarios de Protección Civil, volcados con la prueba. La Guardia Civil, atendiendo los cruces de la carretera. Y un buen número de voluntarios que amablemente nos ayudaron a pasar una agradable mañana de MTB.

SOTOSERRANO_mtb_caminomorisco4

Agradecer a todos los patrocinadores de la prueba su colaboración; al Ayuntamiento de SOTOSERRANO, su implicación; y a la DIPUTACIÓN de SALAMANCA. Y, por supuesto, a todos los socios integrantes del C.D. EL TRAMPAL que han trabajado antes, durante y después de la marcha, en especial a José Enrique, a Manuel y a Antonio, que me han facilitado enormemente mi trabajo.

Un afectuso saludo para la esposa e hija de José Enrique, que amablemente fueron atendiendo a todos los que llegamos el sábado por la tarde a recoger los dorsales.
Y a Patricia y a Sonia, que pacientemente me acompañan, soportan y esperan.

Anotad esta prueba en vuestro calendario, no podéis faltar en la próxima edición que sin duda llegará el año que viene. Es ya un auténtico clásico.

Nos vemos por los caminos.