Madrid recomienda 4 metros entre deportistas, pero sigue con todos sus parques cerrados y sin ensanchar aceras

191
Madrid recomienda 4 metros entre deportistas, pero sigue con todos sus parques cerrados y sin ensanchar aceras
El Ayuntamiento de Madrid y sus bromas

El Ayuntamiento de Madrid sigue sin escuchar a sus ciudadanos, que como pueden, ocupan las calzadas para mantener la distancia física con otras personas.

Desde el Sábado día 2 de Mayo se siguen repitiendo las imágenes de personas realizando deporte por aceras que no superan ni tan si quiera el metro y medio de ancho.

Y esto sucede solo con personas haciendo deportes, sin contar con niños, personas mayores, trabajadores y visitantes, etc…

Ante esta situación, la única solución que ven los ciudadanos es ocupar las calzadas, donde coches, motos, transporte público, y ahora bastantes bicicletas, también tratan de mantener las distancias de seguridad, y no solo para evitar contagios.

Para más guasa, en un reciente tweet que enlaza a una guía, los técnicos del Ayuntamiento de Madrid recomiendan guardar una distancia de seguridad para la práctica deportiva de al menos 4 metros laterales.

Como ya sabemos, el rebufo entre deportistas supone un mayor problema a la hora de evitar los contagios, siendo la distancia entre ciclistas aún mayor por la velocidad a la que circulan.

Pocas aceras de las calles de la ciudad de Madrid tiene 4 metros de ancho, por no decir ninguna (salvo alguna zona peatonal), las demás, son tan estrechas que si no te pones de perfil, no caben dos personas.

Las carreteras siguen llenas de coches, aparcados la gran mayoría por el momento, pero cada vez se ven más circulando, y no precisamente despacio.

Las acciones que ha tomado el Ayuntamiento de Madrid para facilitar el uso de la bicicleta y el ensanchamiento de las aceras con conos, vayas, pintura o cualquier otro medio delimitador, son sencillamente inexistentes.

Haciendo caso omiso a expertos, a los propios ciudadanos y al resto de ciudades del mundo que están utilizando parte de sus calzadas y carreteras para dar espacio provisional a peatones y ciclistas, Madrid no solo no hace nada, sino que cierra grandes parques y jardines como el Parque del Retiro, La Casa de Campo o Madrid Río.

El centro de Madrid con miles de habitantes, necesita más espacio vital, para sus ciudadanos y para los que la visitan, y la única solución, es quitar ese espacio al coche nos guste o no, el cual poco a poco se lo ha ido robando a los ciudadanos.

¿El Ayuntamiento no quiere evitar contagios?

No sabemos muy bien con que criterio, pero parece que los gobernantes de la capital tienen algún interés en que sus ciudadanos no puedan evitar los contagios y la contaminación vuelva cuanto antes mejor.

Acciones que se pueden tomar y se deberían haber realizado ya por parte del Ayuntamiento de Madrid:

  • Señalizar corredores provisionales para ciclistas y peatones en la calzada de las grandes avenidas lo suficientemente anchos para mantener las distancias con seguridad, quitando plazas de aparcamiento o ocupando carriles derechos de las calzadas.
  • Facilitar el uso de la bicicleta para acceder a la ciudad desde barrios y localidades colindantes al centro.
  • Habilitar parking seguros en estaciones de tren, metro y autobús, así como obligar a las empresas a que faciliten un lugar seguro para guardar las bicis de sus empleados.
  • Concienciación de la población: campañas de publicidad para el fomento de la bicicleta como medio de transporte.
  • Abrir parques y jardines para facilitar el distanciamiento social.
  • Facilitar y fomentar que las empresas de reparto y grandes superficies utilicen bicicletas de carga como medio de transporte final (ultima milla).
  • Acelerar los carriles bici planificados desde el año 2008.
  • Reducir la velocidad de los vehículos a motor a 30 km/h.
  • Y un largo etcétera de acciones…

No podemos dejar que no se haga nada. ¡Pásalo!