Madrid nunca será una ciudad sostenible

177
Madrid-nunca-sera-una-ciudad-sostenible.jpg
El nuevo proyecto "sostenible" de una de las principales vías madrileñas, seguirá estando dominado por el coche.

«Transformación del eje Joaquín Costa impulsando la movilidad sostenible«.

Con este mensaje en Twitter, acompañando a una animación en vídeo de lo que será el nuevo eje Joaquín Costa de Madrid, Borja Carabante, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, vuelve a tomarnos por estúpidos.

La frase, escueta, para no meter mucho la pata, pero con las palabras clave para que en tu mente suene bien: Transformación, impulsalndo, y como no, movilidad sostenible, (es curioso, buscas «movilidad sostenible» en el buscador de iberobike.com que tienes aquí arriba, y el primer resultados es este).

Pero es que su superior, el señor don José Luis Martínez-Almeida, no se ha quedado atrás, aunque a este le gusta hablar de más y es más común que cometa algún gazapo.

«El nuevo eje Joaquín Costa es el ejemplo de transformar una ciudad: Donde había un excalectric habrá 5.420 m2 de nuevas zonas peatonales, 330 árboles, carril bus y carril bici, en un plazo de 9 meses. Seguimos, Madrid!»

José Luis Martínez-Almeida

Si el render o maqueta virtual se corresponde con la obra general que se va a realizar de esta gran vía madrileña, estamos ante un nuevo atropello a la inteligencia humana.

Con la demolición del famoso «scalextric» (parece que esta palabra se le atraganta al señor alcalde), el eje Joaquín Costa tiene una oportunidad de oro para comenzar a transformar la ciudad como bien indica Carabante.

Pero la realidad es bien distinta, y para no andar con rodeos, el futuro eje Joaquin Costa tendrá leves mejoras, pero seguirá siendo una autopista urbana pensada por y para el coche.

Según Almeida, se van a plantar 330 árboles, habrá más zonas peatonales, que no quiere decir ensanchamiento de aceras, carril bus y carril bici.

Suena bonito si, pero seguirá siendo una calle con ruido, humo, atropellos y estrés, y seguramente atascos.

Tres carriles para cada sentido dedicados exclusivamente al coche (mas dos para el autobús), mucho más espacio que la gran mayoría de autopistas de nuestro país.

Las obras comenzarán a primeros de 2021, y tras invertir casi 11 millones de euros y nueve meses, los madrileños podrán seguir admirando como los coches ocupan el 90% del espacio público en una calle que se supone será el referente de la transformación «sostenible» de una ciudad como Madrid.

¿Pero si te han puesto carril bici, qué más quieres?

Y algunos todavía dirán… «pero si han puesto un carril bici». Tiempo al tiempo, veremos donde queda ese carril bici (a lo mejor deciden quitarlo dentro de un par de años), pero ya te adelanto que relegado a los huecos que dejen los coches y los peatones.

Una ciudad sostenible jamás podrá estar pensada para los coches, ni mucho menos dedicar todo su espacio público a estos, aunque sean aparcamientos.

Y no es que no sepan hacerlo mejor, es que no quieren hacerlo mejor. A lo que si dedican mucho esfuerzo es a pintarlo tan bonito que hasta lo parezca. Solo hace falta ver los titulares de la «prensa».

Mientras tanto, el Paseo de la Castellana sique ocupado por una media de 15 carriles dedicados en exclusiva para el coche y con un carril bici planeado desde hace años, y que no parece que se vaya a realizar nunca.

Madrid nunca será una ciudad sostenible, Madrid es y así continuará durante mucho tiempo, una ciudad pensada para favorecer el uso del coche privado, un sálvese quien pueda para los que de verdad intentan moverse de una manera saludable.

Ah, el vídeo en cuestión. Si consigues ver por donde irá el carril bici avísame…