Madrid no quiere que utilices la bicicleta

El mundo vive feliz mientras alimentes su ignorancia.

374
Madrid no quiere que utilices la bicicleta
Imagen que refleja la realidad de las calles de Madrid, donde se hace la vista gorda con los amiguetes y se persigue a ciclistas y bicicletas. - Imagen de la calle Príncipe de Vergara en Madrid (@ilis)

De nuevo el Ayuntamiento de Madrid a la carga en contra de la movilidad urbana sostenible.

Recordemos que Madrid es una de las únicas grandes ciudades de España, y del mundo, que no ha tomado medidas para favorecer el uso de la bicicleta tras el confinamiento.

Si, han anunciado ayudas para la compra de bicicletas y carriles bici «provisionales», que no son ni útiles ni serios.

Con diversos palmeros en forma de asociaciones ciclistas, las cuales sus miembros se cuentan con los dedos de una mano, Madrid sigue a la cola del mundo en cuanto a infraestructuras ciclistas seguras y usables.

Por si fuera poco, esta semana, el grupo del señor José Luis Martínez-Almeida ha anunciado nuevas medidas en contra del uso de la bicicleta y también del patinete eléctrico.

Pese a que paralelamente se ha anunciado también la colocación de 426 nuevos aparcabicis en las calles de la ciudad, a partir del primer trimestre de 2021, los ciclistas no podrán dejar su bicicleta candada en el mobiliario urbano o las aceras.

También prohibirá a los ciclistas de cualquier tipo circular por túneles, cuando hasta ahora se podía realizar sin problema ni mucho peligro.

Pese a que hay una ley que no obliga a los mayores de 16 años a llevar casco en vías urbanas, Madrid obligará a llevar casco a los repartidores a domicilio en bicicleta.

De nuevo, poniendo trabas al uso de la bicicleta para seguir facilitando el uso del coche, y en este caso más directamente el de la motocicleta, sector el cual se encuentra también en crisis desde hace años y se ha acentuado con la pandemia.

Cabe recordar que a finales del mes de Mayo había más de 200.000 coches nuevos sin vender y ya matriculados abandonados en campas y concesionarios.

Pero es que en el caso de las motos es muchísimo peor. Por volumen de ventas, existen muchas más motos ya fabricadas y matriculadas, pues se suelen matricular a comienzos de año para llenar el cupo al que están obligados por emisiones, que también están buscando dueño mientas cogen polvo en campas y concesionarios.

Pero es que la gran mayoría de estas motos que no se han vendido tienen la calificación según lo que contaminan aún en Euro 4, y en Mayo el número de estas motos esperando dueño, superaba las 80.000 unidades.

A partir del 1 de Enero se suponía que ya no se pueden vender más motocicletas con motores Euro 4, debiendo ser todas ya Euro 5 o eléctricas.

Quizás vayas hilando ya por que como aparece en la imagen de portada, las motocicletas llevan décadas aparcando en las aceras y donde les conviene, y no se ha sacado nunca una ley, o al menos se ha aplicado una, que les prohíba estacionar en zonas peatonales.

Y para no liarnos más, si te preguntas donde han ido a parar los miles de millones de euros en ayudas anunciadas por el Ministerio de Industria para la automoción, ni un euro ha terminado en los ciudadanos, se lo han repartido todo entre ellos, como es costumbre. Incluso han subido los precios de los coches y las motos en vez de lanzar «ofertas».

Madrid y su ayuntamiento no quiere lo mejor para sus ciudadanos, al menos para la gran mayoría de ellos.

Ni tan si quiera permite ir en bicicleta por sus grandes parques.

Madrid quiere que enfermes todas las veces que sea posible respirando un aire contaminado día tras día, así poder llenarse los bolsillos con toda la sanidad privada que han creado entre sus amigotes deteriorando la pública.

No quiere que los niños vayan al colegio en bici, desea que vayan en el BMW X5 o en Range Rover y aparquen en la misma puerta del cole en tercera fila si hace falta, colocando para ello señales que lo permiten y un agente de movilidad, cuando no policía, para que si alguien se queja el agente diga que está permitido.

Madrid no quiere que vayas en bicicleta al trabajo ni a la universidad, quiere que cojas el transporte público, el mayor foco de transmisión de enfermedades vía aerea demostrado, y si no te gusta, puedes coger uno de sus coches o motos compartidos.

Madrid no quiere verte feliz, quiere verte deprimido y sin fuerzas para que sigas consumiendo medicamentos absurdos y sus amigos sigan beneficiándose económicamente con ello.

Madrid no quiere dar espacio a las bicicletas, quiere que el coche siga siendo el rey de la carretera, aunque pase el 90% del tiempo aparcado sin ser utilizado. Le quedan pocos años al petróleo y necesitan rentabilizar las inversiones cuando no hacerse más ricos.

El próximo 28 de Septiembre los médicos madrileños entrarán en una huelga indefinida, y si pensamos que eso a los dirigentes madrileños les va a importar mucho, ya le podemos ver frotándose las manos con los nuevos miles de seguros de salud privados que van a vender sus colegas con este movimiento.

Nada es casualidad, y si ya diversos estudios y encuestas han demostrado que Madrid es la peor ciudad para moverse en bicicleta de toda España, siendo prácticamente llana y sin cuestas, no es porque los madrileños no quieran moverse en bici, es porque sus dirigentes no les interesa que lo hagas.

Madrid huele a podrido, y no solo por la contaminación.