Los Supersapiens también en tu muñeca o manillar de tu bicicleta

242
Los-Supersapiens-tambien-en-tu-muneca-o-manillar-de-tu-bicicleta
El ciclista puede conocer en todo momento los datos de glucosa en sangre con la nueva pulsera o la conexión con algunos dispositivos Garmin.

El uso de los famosos Superspiens sigue aumentando en todo tipo de deportistas que necesitan conocer a cada instante, y en tiempo real, los datos .

Los dispositivos electrónicos como el Supersapiens permiten saber entre otros datos de interés, cuales son los niveles de glucosa en nuestra sangre.

Basta con colorarse en la piel uno de sus ligeros sensores (tan solo tres gramos) Abbott Libre Sense, para que este envíe vía bluetooth a un dispositivo como un ordenador o un teléfono móvil los niveles de glucosa en sangre en tiempo real.

¿Para qué sirve conocer los niveles de glucosa en sangre en el ciclismo?

Primero hay que tener en cuenta, que tanto por su precio como por los datos aportados, están más pensados para ciclistas de alta competición.

La teoría más común es que conocer los niveles de glucosa en sangre en tiempo real permite saber cuando podría llegar la temida «pájara», es decir, cuando se nos está terminando el combustible en nuestro organismo.

Y en gran parte así es, pudiendo mejorar nuestro rendimiento, tanto en competición como entrenando, dándole a nuestro cuerpo lo que necesita en cada preciso instante.

Pero también permite conocer los límites de este, ver que alimentos o dieta nos permite rendir mejor y también cuales nos hacen recuperarnos de los grandes esfuerzos en menor tiempo.

A su vez, y como es lógico, todos los datos que Supersapiens va analizando también los va almacenando en nuestra área privada de la aplicación, por lo que permite llevar un seguimiento en el tiempo para analizar, tanto en competición como fuera de ella, en que momentos y niveles de glucosa nuestro cuerpo rinde mejor. Esto se denomina «Glucose Performance Zone».

Todos estos datos son muy valiosos para el ciclista, y hemos visto, como hasta hace poco que la UCI los prohibió en competición, algunos equipos profesionales los utilizaban para conocer en todo momento el estado de sus corredores.

Ahora solo están permitidos fuera de la competición. Corredores como Chris Froome, que llevan utilizándolos varios años, han invertido mucho tiempo y también dinero en mejorar el sistema.

Su última novedad es una banda a modo de pequeño reloj de pulsera o pulsómetro, donde podremos ver sin necesidad de un smartphone u ordenador portátil los niveles de glucosa en nuestra sangre en tiempo real.

Esta «banda», se puede recargar mediante un cable USB estándar y su precio es de unos 160 euros.

Además, para los que no quieran hacer el desembolso de este nuevo accesorio, también pueden recibir los datos en algunos dispositivos Garmin compatibles con los sensores Abbott Libre Sense.

Estos sensores de silicona, pueden colocarse en la parte superior de nuestro brazo sin necesidad de sustancias adhesivas y durar 14 días sin interrupción.