Los semáforos se ponen en verde automáticamente para ciclistas y peatones en la ciudad de Bruselas

1210
ciclistas parando con el semáforo en rojo
Imagen de archivo.

Debido al confinamiento en el que se encuentra gran parte de la población de Bélgica, las autoridades de algunas ciudades y municipios del país han tomado medidas para facilitar el tránsito de bicicletas y peatones, y que no se produzcan aglomeraciones.

Tal es es caso de la capital del país, Bruselas donde desde la alerta decretada por la pandemia el tráfico a motor se ha reducido en un 75% dentro de la ciudad.

Elke Van den Brandt, ministro de Movilidad, ha declarado que las bicicletas o caminar son la mejor forma de combatir el virus, ya se que son medios de transporte individuales donde no tenemos contacto directo con otras personas y objetos, se realiza en lugares abiertos y aireados, y no se producen aglomeraciones de personas.

Brussels Mobility, empresa encargada de gestionar los más de 500 cruces dentro del núcleo urbano ha modificado el tiempo de hasta 50 semáforos para que estos duren más tiempo abiertos para ciclistas y peatones, y menos para el tráfico motorizado.

A su vez, garantizan que los servicios de emergencia tengan siempre la prioridad de cruce en todas las intersecciones.

Algunos de estos semáforos pasan de rojo a verde automáticamente para bicis o peatones sin necesidad de presionar ningún botón o esperar a que cambien.

De esta manera, en las vías más concurridas de la ciudad de Bruselas se evita que las personas se aglomeren en los cruces y pasos de peatones, permitiendo un flujo continuo y evitando posibles contagios.