Los datos de Chris Froome sobre la mesa

476
datos de chris froome al descubierto

La evolución del ciclismo en correlación al avance de las tecnologías es indudable. No solo en lo que a materiales y equipamiento respecta, sino en la forma de correr, en su propio desarrollo, en cómo a veces los ciclistas actuales contienen sus impulsos o sensaciones y se ciñen a los datos que reciben de sus ciclocomputadores en competición.

No hace falta remontarse muchas décadas atrás para encontrar ciclistas ajenos a este tipo de desarrollo en competición.

No hay que irse a leyendas de nuestro ciclismo como el Tarangu o Bahamontes para encontrar otro tipo de ciclismo. Hace dos temporadas el cántabro Óscar Freire abandonaba el profesionalismo. Un palmarés rotundo, con tres campeonatos del mundo, clásicas, triple ganador de la Milán-San Remo…

El triple campeón del mundo en ruta es de esos ciclistas en los que las sensaciones primaban sobre la recopilación de datos, un ciclista no esclavo del pulsómetro, del potenciómetro y a la vista de sus resultados, no parece haberlos necesitado. Sea como fuere no deja de ser un rara avis y la metodología en el ciclismo actual lo controla todo. Datos, parámetros, valores… no se deja nada al azar.

«..Un Froome algo nervioso, pues sabe que los resultados de este análisis serán estudiados al detalle en su futura publicación.»

Uno de los equipos que destaca con este exhaustivo control sobre sus corredores es el potente Team Sky, sobre el que en más de una ocasión ha sido objeto de sospecha (no sabemos si justificado) por sus métodos y rendimiento.

Como punta de lanza de la escuadra británica, Chris Froome se encuentra estos días en el ojo del huracán tras haber sido publicados los valores de un test fisiológico al que fue sometido en laboratorio.

El director del equipo, Sir Dave Braislford, pretende dar un paso más en la transparencia y eliminar (aunque reconoce no es sencillo) los prejuicios y dudas en torno al rendimiento del vigente ganador del Tour de Francia.

:: Publicación resultados test fisiológicos

La revista Esquire ha sido la escogida para presentar los resultados del test fisiológico realizado en laboratorio al que fue sometido el ganador del Tour de Francia. Un Froome que pretende demostrar que es posible ganar el Tour completamente limpio.

Durante el desarrollo del Tour de 2015 no pocas fueron las voces con autoridad (ex-corredores como Jalabert, expertos en entrenamiento…) que fueron críticos con el rendimiento de líder de Sky.

Por si esto fuera poco además, pudimos observar comportamientos muy reprobables de algunos “aficionados” capaces de atacar verbalmente, incluso de lanzar escupitajos o elementos líquidos contra Froome, actitud vergonzosa y nunca justificada.

«espera con sus resultados contestar a todas las cuestiones que flotan en el aire sobre su honestidad y rendimiento»

Eufemismos sobre su rendimiento calificándolo como “inhumano” o incluso de “mutante” analizando los “power data” de algunas de sus etapas hicieron que la situación se agravara más y Froome y el Sky se hayan visto obligados por las circunstancias a mostrar total transparencia sobre el tema.

CHRIS FROOME consumo de oxígeno (VO2 max)

Unas semanas después de la finalización del Tour, Froome llegaba al laboratorio Glaxo Smith Kline con su Pinarello en una maleta de transporte. Él mismo montaba su bicicleta para el test, algo que demuestra el carácter de una súper estrella del deporte que nunca ha pretendido serlo y se sometía a las primeras pruebas.

Los resultados de análisis en la composición de su cuerpo mostraban un aumento de peso de casi 3 kilos tras la finalización del Tour y un porcentaje de grasa del 9,8%. Un porcentaje que quizá se antoja algo elevado según los expertos.

Un Froome algo nervioso, pues sabe que los resultados de este análisis serán estudiados al detalle en su futura publicación, se prepara para el esfuerzo sobre la bicicleta.

Cuenta que es imposible no estar enfadado ante tal batería de acusaciones, pero que él es el que realmente sabe que está limpio al 100% y que espera con sus resultados contestar a todas las cuestiones que flotan en el aire sobre su honestidad y rendimiento.

Chris es preguntado sobre la acusación de montar algún tipo de asistencia adicional en forma de motor eléctrico en su bicicleta; “ Es ridículo” dice, “Mi bici ha sido estudiada tres o cuatro veces durante el Tour”.

CHRIS FROOME MUEVE 540W

Los responsables del test explican a Froome las fases del mismo, las cuales determinarán sus valores de potencia, potencia máxima sostenida y su nivel de VO2 máximo (cantidad de oxígeno máxima que el organismo puede absorber, consumir y transportar en un periodo de tiempo determinado).

El entorno artificial del laboratorio no es una situación real de carrera, pero el esfuerzo está ahí. “En el laboratorio no tienes el estímulo mental de un corredor colombiano atacándote cuando vas al límite” dice Froome. El test de VO2 max consiste básicamente en llevar el organismo al límite, no tiene una duración establecida, solo el corredor decide cuando acaba, cuando no pueda más.

Froome explica que aparte del límite del cuerpo el que marca grandes diferencias es el límite mental, muy importante en deportes de tanta exigencia como es el ciclismo.
En el laboratorio no tiene competidores.

Froome se enfrenta a sí mismo y a la pantalla de ordenador repleta de valores, cifras y gráficas. El test determina un valor de VO2 de 84,6.

Estableciendo una correlación con su peso en competición se determina un valor de 88,2. Nosotros no somos científicos, pero para que te hagas una ligera idea se estima que para la mayoría de la población el valor de VO2 max se estima en 35-40.

datos sacnner de chris froome

En los valores de potencia Froome es capaz de llegar a un pico de 525 vatios y una potencia sostenida de 419 vatios. En el test de laboratorio Froome se muestra capaz de mantener una potencia sostenida cercana al 80% de su potencia máxima, algo que encaja dentro de los parámetros de lo normal en atletas de este rendimiento.

Tras conocer los resultados del test Froome indica su deseo de volver a realizarlo pues es consciente de que estaba realmente agotado en aquellas fechas.

En un intento por parte de Sky, Dave Braislford y el propio Froome de mostrar la máxima transparencia posible el debate se ha vuelto a avivar.

Figuras relevantes en este campo como el experto en dopaje y rendimiento Antoine Vayer sigue opinando que estos tests lo único que permiten es el beneficio de la duda y que no determinan la limpieza del ciclista de la escuadra británica.

Comenzábamos el artículo hablando del acelerado avance del ciclismo en algunos aspectos. Este es el ciclismo actual, valores, resultados, números… pura matemática. Nosotros seguiremos disfrutando con el coraje y las pedaladas.