Los ciclistas que menos utilizan el casco y los que más

121
Los ciclistas que menos utilizan el casco y los que más
El uso del casco en los desplazamientos en bicicleta está directamente relacionados con la percepción de seguridad que recibe el ciclista de la vía y de sus usuarios.

El uso del casco para circular en bicicleta por carretera o ciudad no es obligatorio en muchos países de Europa.

Existen estudios que demuestran que en caso de colisión o atropello, el casco no suele evitar las lesiones que los ciclistas o los usuarios de patinetes eléctricos que sufren en estos accidentes.

Y pese que este no es obligatorio en muchos casos, las diferentes autoridades y asociaciones hacen hincapié en que su uso es altamente recomendable. Ya se sabe que una caída tonta puede terminar con un golpe fatal en la cabeza.

Dicho lo cual, como se suele decir, un nuevo estudio revela que el uso del casco en ciudades como Ámsterdam no llega ni tan si quiera al 2 % de los ciclistas que circulan por sus calles, en concreto solo el 1,1% lo utilizan.

La sensación de seguridad al montar en bici influye

Este estudio, realizado por DEKRA Accident Research, también revela que el uso del casco va directamente relacionado con la sensación de seguridad que los ciclistas tienen cuando se mueven por la ciudad.

Por eso en países como Dinamarca, donde la siniestralidad de los ciclistas es realmente baja respecto a la cantidad de kilómetros que se recorren a diario, la sensación de seguridad de las personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte, influye en como se protegen estos.

Unas infraestructuras, calles y ciudades pensadas para la bicicleta y no para el coche, hacen que la siniestralidad entre estos descienda drásticamente, potenciando el uso de la bicicleta o el patinete eléctrico como medio de transporte.

El estudio en cuestión se ha realizado con los datos recabados en Ámsterdam, Berlín, Copenhague, Ljubljana, Londres, París, Viena, Varsovia y Zagreb.

De estas, el uso del casco está más extendido en ciudades como Londres, utilizándolo un 61% seguida de Viena, ya con un 26,7%.

Y no solo el casco, también se han recabado datos de las personas que utilizan prendas reflectantes o de alta visibilidad, siendo Londres donde más extendido su uso y donde la percepción de seguridad que reciben los ciclistas es muy baja.

Ante la duda, recuerda, siempre el casco.