Los atropellos no desaparecerán nunca, al menos en esta vida

118
Los atropellos no desaparecerán nunca, al menos en esta vida
Ni un paso de cebra, ni señales verticales, ni una persona ordenando el tráfico vestida con prendas de alta visibilidad, ni un peatón en medio del paso de cebra. Nada impide que un coche o un conductor se despiste o cometa un error...

Suena duro, irreal y poco alentador, pero ya ha quedado demostrado de mil y una formas, que mientras existan los coches, seguirán existiendo atropellos a peatones, ciclista y patinetes eléctricos.

Centrándonos en las bicicletas y los ciclistas, si dividimos los atropellos entre los ocurridos en vías urbanas e interurbanas, para uno de ellos quizás exista algo de esperanza.

Fuera de poblado (o de ciudad, como lo quieras denominar), ni tan si quiera si todos los coches, camiones y otros vehículos motorizados de gran tamaño fuesen eléctricos y con la última tecnología en seguridad, serían seguros para los humanos.

Incluso si dispusiesen de la mejor Inteligencia Artificial y posibilidad de ser conducidos sin conductor, tampoco serían seguros.

Son útiles, si, no lo vamos a negar. Pero que son peligrosos y matan, es un hecho.

¿En que deporte se matan tantos deportistas a diario como en el ciclismo?

Así pensando, y solo viendo el lado deportivo o de ocio de la bicicleta, no conozco otro deporte donde cada día mueran decenas de personas en todo el mundo matadas por otras mientras realizan su deporte favorito.

Pero volviendo a los supuestos, mientras existan los coches, existirán los atropellos. No hay otra combinación posible.

Si lo centramos a España, todos sabemos que estamos a años luz en educación, respeto e infraestructuras con respecto a muchos países del norte de Europa.

Y esto tampoco va a cambiar.

Las sociedades actuales, como la española, va en declive, solo hay que ver a la mayoría de la juventud para darse cuenta de que cualquier tiempo pasado, será mejor que el futuro.

Sí, parece que va habiendo más respeto por algunos conductores, pero solo parece. No se respeta nadie ni a nada (y hablo en términos generales, no te señalo a ti o a mi).

Las autoridades no imponen la ley, y nadie la respeta. Para colmo, hay ciclistas que también se la saltan a la torera.

Por más que pase el tiempo, solo si se terminase el petróleo (la gran mayoría de vehículos quedarían inutilizados), o si se prohibiesen los coches en las ciudades, los accidentes en estas podrían llegar a ser 0 (el famoso Zero Vision).

Los ciclistas, aunque nos vistamos de luces, reflectantes, y prendas de alta visibilidad, a plena luz del día, y circulemos por un carril bici o un arcén, siempre existirá el riesgo de que un despistado conductor, o una Inteligencia Artificial con lagunas, nos pase por encima.

¿Pesimista?, sí, bastante, pero no menos que la realidad

Hay miles de ejemplos, vídeos, fotos, estadísticas, noticias, comentarios, opiniones. Pero viendo el siguiente vídeo quizás lo entiendas mejor.

Una máquina de metal de más de 1.000 kg, potente, veloz e incontrolable para muchos, frente a la carne y los huesos de un peatón o un ciclista.

Mucho cuidado ahí afuera.

No hay más palabras señoría.

Ahora alguien dirá «Seguro que fue un despiste, o un fallo mecánico…».

Da igual lo que sea, el hecho es que es.

Pd. Todo esto no quita que desde Iberobike.com sigamos luchando para que no ocurran, dentro de nuestras posibilidades, y que esto es solo una opinión personal compartida.