Los 3 bloques del Tour de Francia 2018

chris froome en el tour de francia

Ya llegó el mes de Julio y con él, el ansiado Tour de Francia. Este año tiene de todo, etapas largas, cortas, llanas, rompepiernas, con llegada en alto, después de una vertiginosa bajada, pavé, contrarrelojes individual y por equipos… Aunque también es verdad que los kilómetros contra el reloj son pocos y con un terreno algo más duro de lo que le gustaría a un especialista puro. Todas las etapas van a tener bonificaciones en la línea de meta de 10, 6 y 4 segundos para los tres primeros, excepto en las etapas contra el crono.

tour de francia

La prueba se divide en tres bloques bien diferenciados y delimitados por los días de descanso.

PRIMER BLOQUE

Comprende los primeros 9 días de carrera, en donde predominan las etapas llanas, pero cada una tiene su miga. Además, como novedad, se va a repartir un bonus especial de 3, 2, y 1 segundo en algún punto entre los 10 o 30 kilómetros antes de la meta en estas primeras jornadas.

Las 5 primeras recorren la zona de Vendée y Bretaña, donde los corredores tendrán un enemigo temible en esta primera semana, el viento, unido a los nervios de los inicios la prueba, puede que nos deje a los primeros damnificados, los líderes y sus equipos tendrán que estar muy atentos. Dentro de estas 5 primeras etapas cabe destacar la contrarreloj por equipos de la tercera etapa y la quinta jornada, con un recorrido apto para las escapadas, con multitud de pequeñas cotas salpicadas a lo largo de sus 204 km.

El sexto día ya veremos algún escarceo entre los favoritos, el recorrido acaba en el famoso Mûr de Bretagne, por el cual pasarán dos veces. La primera vez a 16 km de meta y la segunda ya como llegada de la etapa.

Los siguientes días deberían ser para los velocistas hasta el día 15 de Julio, la novena etapa, este día lo tendrá más de uno marcado en rojo en su calendario. Ese día se acaba en Roubaix después de superar 15 tramos del famoso pavé que caracteriza a esa región. De aquí no saldrá el ganador del Tour, pero a buen seguro que el que no esté atento lo puede perder ese día. Esperemos que no haya muchas caídas.

SEGUNDO BLOQUE

Comprende seis etapas, de la 10 a la 15 donde los corredores se meten de lleno en los Alpes, que recorrerán de norte a sur. Las tres primeras jornadas serán las puramente alpinas y donde se empezará a definir la clasificación general.

La décima etapa discurre entre Annecy y Le Grand-Bornand. Aunque no acabe en alto los corredores se van a enfrentar a tres puertos de primera categoría (Col de la Croix Fry, Col de la Romme y Col de la Colomière) y a un fuera de categoría (Col de Glières). Este día empezaremos a ver con que piernas llega cada corredor.

Al día siguiente los participantes saldrán de Albertville y llegarán a la primera llegada en alto de entidad, La Rosière. Será una etapa, a priori, muy nerviosa debido a su corto recorrido (108,5 km), con las ascensiones a los fuera de categoría Montée de Bisane y Col du Pré, a continuación el Cormet de Roselend y, por último, la ya mencionada subida a la Rosière, de primera categoría. No hay ni un kilómetro llano, y la longitud de la etapa harán que sea un tarea muy difícil el controlar la carrera por parte del equipo del líder.

Para acabar con la trilogía alpina llegamos a la etapa reina de este. bloque y, probablemente, de la carrera. Los corredores recorrerán 175,5 km entre Bourg-Saint-Maurice y la mítica cima del Alpe D’Huez. A lo largo del recorrido tendrán que superar otros dos colosos alpinos como son el Col de la Madeleine y el Col de la Croix de Fer. Muchos de los favoritos tendrán señalado este día como uno de los que puede dejar muy definida la carrera, de aquí saldrán los tres o cuatro corredores que se disputarán la general.

Vídeo: Buscando las catedrales del ciclismo. Soñando Alpes

Las tres etapas siguientes nos encaminan hacia los Pirineos. La decimotercera probablemente será una etapa de transición donde veremos una bonita lucha entre los cazadores de etapas y los equipos de los velocistas, los favoritos se darán un descanso después de tres días muy intensos.

Las etapas 14 y 15 son las típicas de media montaña donde llegará algún escapado, si bien la decimocuarta, con final en Mende, tendrá algo de pimienta puesto que se sube la Côte de la Croix Neuve a unos 5 kilómetros de meta. Es una subida de 3 kilómetros al 10’2 % de desnivel. Seguro que alguno de los favoritos intentará dar la sorpresa.

TERCER BLOQUE

Comprende las 6 últimas etapas de la ronda gala y tiene dos características que lo define, el paso por los Pirineos y la contrarreloj individual del penúltimo día.

El primer día a los supervivientes de la carrera les espera un día largo y duro, tendrán que cubrir 218 kilómetros entre la localidades de Carcassone y Bagnères-De-Luchon. Durante el recorrido se encontrarán con el Col de Portet-d’Aspet, Col de Menté y Col du Portillon. Después de coronar el último puerto los corredores tendrán que enfrentarse a un descenso de 10 kilómetros antes de llegar a la meta. Seguro que algún valiente lo intenta bajando.

La decimosexta etapa es una novedad, tanto en su recorrido como en la forma en la que se va a dar la salida. La etapa sólo va a tener 65 kilómetros, a lo largo de los cuales se va a ascender Montée de Peyragudes (de primera categoría), Col de Val Louron-Azet ( de primera categoría) y Col du Portet (de categoría especial), donde se encuentra la meta. Debido a la poca extensión de la etapa los corredores van a salir en distintas líneas dependiendo de su puesto en la general, como si se tratase de la parrilla de salida de un gran premio de F1 o de moto GP. Promete ser un día intenso, de muchos nervios. Veremos a ver que tal sale el experimento.

RoadTrip – Puertos míticos del pirineo francés I – Col d´Aspin y la Hourquette d’Ancizan

La siguiente jornada también la podríamos definir como de transición, será una jornada para que luchen los equipos que todavía no han conseguido ninguna victoria en este Tour.

La decimonovena etapa va a ser la última de alta montaña de esta edición, no acaba en alto, pero seguro que veremos un grandioso espectáculo. Los ciclistas cubrirán 200,5 km entre las localidades de Lourdes y Laruns, a lo largo del recorrido se enfrentarán  a las míticas subidas del Col d’Aspin, Col du Tourmalet, Col des Bordères y Col d’Aubisque. Una vez superen el último puerto los corredores se enfrentarán a un descenso de 20 kilómetros que seguro nos pondrá los pelos de punta en algún momento.

RoadTrip – Puertos míticos del pirineo francés IV – Col du Tourmalet

La etapa 20 es la de la contrarreloj, con una distancia de 31 kilómetros y un terreno bastante accidentado hará que beneficie al que llegue con más fuerzas antes que a los especialistas. Como postre, les espera un muro de 900 metros de distancia al 10,2 % de desnivel medio a cuatro kilómetros de meta que puede marcar el devenir de la etapa.

tour de francia

Al día siguiente ya sólo les queda cubrir los 116 km que separan Houilles de la gloria en París.