Londres cerrará al tráfico motorizado todo el centro de la ciudad a favor del ciclista y el peatón

2386
Londres cerrará al tráfico motorizado todo el centro de la ciudad a favor del ciclista y el peatón
Una calle del centro de Londres - Maps.

Londres está ultimando los detalles para cerrar el tráfico al coche privado todas las calles del centro de la ciudad.

Con sus ciudadanos aún confinados, con esta medida se pretende facilitar el distanciamiento social cuando las personas puedan volver a sus trabajos y quehaceres diarios.

En un día normal y antes de la pandemia, más de dos millones de personas utilizaban el metro para desplazarse a sus centros de trabajo.

Las previsiones son, que por un lado el miedo al contagio de las personas, y por otro las limitaciones sanitarias que tendrá este medio de transporte, no pudiendo transportar al mismo número de pasajeros, motivará a muchos a utilizar aún más el coche privado para desplazarse por el centro de la ciudad.

Esto lo único que conseguiría, además de colapsar aún más las congestionadas calles londinenses, es aumentar los niveles de contaminación, provocando más problemas respiratorios a sus ciudadanos.

Para evitar esto, se está ultimando un plan a contrarreloj para aplicarlo antes de que los ciudadanos vuelvan a su rutina diaria.

El área libre de coches más grande de cualquier capital del mundo

Todo el centro financiero de Londres se verá afectado por los cortes al tráfico motorizado, ocupando su lugar los peatones y las bicicletas, incluso creando vías ciclistas para delimitar las zonas por las que los ciudadanos podrán desplazarse a pie o en bici.

Logicamente, el transporte público seguirá funcionando, como es el caso de los autobuses.

También tendrá permitido el paso los servicios de emergencias como bomberos, ambulancias, y las personas con movilidad reducida.

La medida puede extenderse también fuera de la zona conocida como «Square Mile«, donde ya se están creando carriles bici y ampliando las aceras, peros sin cortarlas al tráfico motorizado.

Además, muchas de estas zonas colindantes están reintroduciendo el pago de tarifas por entrar con el coche privado dentro de determinadas áreas.

Londres se suma así a ciudades como Milan, Paris, Nueva York, Bogotá, y un largo etcétera que están haciendo todo lo posible por restringir el uso del coche privado, ensanchado aceras y creando corredores ciclistas.