Llámame Tonto #5: ¿Protege igual un casco barato que uno caro?

Para que un casco nos proteja, este debe estar homologado, además de bien colocado y ajustado sobre nuestra cabeza.

13701
Llámame Tonto #5: ¿Protege igual un casco barato que uno caro?
La principal función de un casco de bicicleta es que nos proteja en caso de caída o impacto. ¿Crees que uno caro protege más?

El rango de precios de los cascos de bicicleta o para ciclistas pueden ir desde los 15 euros hasta los más de 300 € de algunos de los modelos más sofisticados del mercado.

Como ocurre con los coches deportivos o cualquier otro producto en el que el diseño cuenta más que la funcionalidad, las marcas se esmeran mucho en sacar productos que a primera vista, es decir, por fuera, ya sea por su forma o sus colores, parezcan objetos de deseo para nuestra mente.

Normalmente cuanto más bonitos, agresivos y elegantes parecen los productos, más caros suelen ser.

Qué sea más caro no quiere decir que proteja más

Lógicamente, cada casco tiene sus características, pero la principal, que es la de proteger nuestra cabeza cuando montamos en bicicleta, siempre y cuando esté homologado, es e lo que deberíamos fijarnos.

Aquí también entra el colocarnos correctamente el casco con las correas o la sujeción de la nuca si la tuviese.

Otro punto es la comodidad, un casco incómodo, por muy caro que sea, no tardaremos en remplazarlo por otro que no nos moleste al montar en bici.

Pero las marcas se esmeran muy mucho en sacar los modelos más llamativos y bonitos (aunque no siempre) y ponerles precios desorbitados.

Las tecnologías de cada casco cuentan, pero no protegen más.

Cuando se habla de las diferencias de un casco para montar en bicicleta barato y uno caro, estamos hablando de un mismo tipo de casco.

La comparación no se puede hacer con un casco barato sin MIPS o similar (puedes ver que es MIPS aquí), y uno caro que si tenga esta tecnología.

O con algunos cascos que cuentan con estructuras o esqueletos dentro del propio poliestireno en materiales como la aramida o la poliamida, con el fin de conseguir una mejora general de la estructura del casco y mantenerlo en una pieza en caso de varios impactos.

Cada caída es un mundo, y cuantas más medidas de seguridad tenga un casco mejor para nuestra integridad.

Por ponerte un ejemplo, hay marcas que tienen el mismo modelo de casco, uno con MIPS y el otro sin él.

¿En qué se diferencia un casco barato de uno caro?

Como decimos, la principal diferencia es su diseño físico.

Los cascos que cuestan más suelen tener un mayor número de aberturas de ventilación, o en su defecto, el estudio de estas está más conseguido para que refresque nuestra cabeza mejor.

La aerodinámica también cuenta, siendo los cascos más caros algo más aerodinámicos que uno barato por su forma y sus aberturas.

«Un casco más caro no tiene porque ser más ligero»

El peso es otro de los factores, aunque en este caso tampoco se cumple siempre la norma de que «más caro es más ligero».

Los materiales empleados, sobre todo en el acolchado y las correas también puedes encontrar alguna diferencia mínima, aunque para aligerar peso y justificar el precio, los más caros suelen tener menor acolchado y las correas a simple vista parecen más «débiles» por el tamaño y el material empleado.

¿Protege más un casco caro que uno barato?

Los estudios realizados por diversas organizaciones como el Bicycle Helmet Safety Institute, han realizo test de de impacto sobre varios casos.

En el más conocido, utilizaron tres cascos de bicicleta de una gran superficie (Wal-Mart) por debajo de los 20€, junto a otros tres en torno a los 150 euros, uno fabricado en Estados Unidos y los otros dos en china y comprados en una tienda de bicicletas.

En el test no se dice la marca y el modelo de casco para que esto no pueda interferir en los resultados finales.

Los impactos y la protección frente a estos se realizaron a baja y a alta velocidad, así como en caídas desde diferentes alturas y pesos.

Los resultados sorprendieron a las mismas personas que los realizaron, pensando que el material o la forma de los cascos baratos sería inferior en cuanto la protección que pueda dar un casco de 150€ o más.

Estos resultados fueron casi idénticos para los seis cascos probados:

  • Test a baja velocidad: 65 puntos los baratos frente a 69 puntos de los caros
  • Test a alta velocidad: 137 puntos los baratos frente a los 146 puntos de los caros

En total, la diferencia entre unos y otros fue tan ínfima que prácticamente no existe diferencia entre la protección que ofrece uno y otro casco.

También hay que decir, que eso no quita que existan otros cascos en el mercado que puedan proteger menos y dar otros datos, pero esto podría ocurrir tanto para bien como par amal con los baratos como con los caros.

El estudio también recalca que muchos ciclistas optan por no cambiar su casco de cientos de euros después de un impacto o caída en bicicleta, ya que es mucho más costoso que si llevasen un casco barato, el cual remplazarían sin problemas.

Puedes ver más datos sobre este desde aquí.

Como siempre, recordar que para que un casco nos proteja debe estar homologado, además de bien colocado y ajustado sobre nuestra cabeza.

Luego, cada uno que se compre el que más le guste.