Las tiendas y talleres de bicicletas del Reino Unido permanecerán abiertas durante el confinamiento

292
la vida de un bicimensajero en new york
Francisco Borrero, mensajero en Nueva York

Al igual que sucediese en la ciudad de Nueva York, las tiendas y talleres de bicicletas se consideran comercios de primera necesidad al igual que lo son las farmacias o las tiendas de alimentación.

Esto es debido a que la gran mayoría de compras por Internet y repartos de paquetería se realiza en bicicleta, al menos en la llamada última milla.

Esto quiere decir que los ciclistas y las bicicletas son esenciales para el buen funcionamiento de la cadena de servicios esenciales de muchas ciudades.

En Nueva York, muchas farmacias sirven los productos que los clientes piden a través de internet, repartiéndolos directamente mediante mensajeros, los llamados «riders», y sin ellos les sería imposible a muchas personas tener las medicinas en sus domicilios.

Pese a que Nueva York está tratando de controlar la epidemia con bastantes medios, todos sabemos lo que ha opinado el presidente de los Estados Unidos sobre ella.

Allí el problema se va a agudizar bastante más que en Italia o España, y las estimaciones son de que miles de personas van a perder la vida por no tener asistencia sanitaria pública.

Además, acrecentado esto a que la gran mayoría de los seguros médicos no cubren los problemas derivados de epidemias o pandemias.

Un tratamiento para la neumonía como la que puede provocar el Covid-19 puede estar cerca de los 35.000€, por lo que muchos no va a recibir si quiera atención médica.

Hasta hace un día, en el Reino Unido había dejado a sus habitantes a su suerte, sin tomar medida alguna para contener la epidemia. Ayer por fin se han decretado tres semanas de confinamiento, aunque se puede salir a pasear, montar en bicicleta, trabajar o comprar sin restricciones severas.

Lo único a recalcar de estas dos partes del mundo es que la bicicleta, y a su vez las tiendas de ciclismo que sirven de abastecimiento y mantenimiento de piezas para reparación de estas, están consideradas de primera necesidad.

En el Reino Unido, tras decretarse el confinamiento de tres semanas, alguno de estos comercios ha decidido cerrar.

Sin embargo, otros además de continuar abiertos con las medidas sanitarias correspondientes, han ofrecido descuentos e incluso mantenimiento gratis para aquellas personas que utilizan la bicicleta para trabajar.