¿Tienen las mujeres transgénero ciclistas ventajas físicas sobre sus competidoras?

261
Rachel McKinnon ciclsita transgenero
Imagen: @rachelvmckinnon

Rachel McKinnon hizo historia en 2018 al convertirse en la primera mujer transgenero en conseguir un título de Campeona del Mundo de Ciclismo en Pista en la modalidad sprint femenino 35-44.

La ciclista canadiense Rachel McKinnon nació biologicamente como un hombre, pero ella se identifica como una mujer, y como tal compite en categoría femenina en los Mundiales de Ciclismo de Pista.

El próximo 26 de octubre Rachel McKinnon tendrá que salir en Manchester de nuevo a la pista para revalidar su actual título de Campeona del Mundo de Ciclismo en Pista.

Cuando Rachel consiguió su actual título ya corrieron chorros de tinta, tanto en medios de comunicación como en redes sociales sobre si existía o no alguna ventaja física al respecto.

Un estudió publicado el mes pasado por el Departamento de medicina de laboratorio del Instituto Karolinska en Suecia, ha vuelto a reabrir el debate de las deportistas transgenero en el deporte de élite.

La UCI ya dejó claro cual era su postura sobre los/las ciclistas transgenero después del revuelo que se montó con la victoria del Rachel McKinnon. La UCI adaptó su reglamento al que ya fijó el Comité Olímpico Internacional en 2015.

Se permite la participación de cualquier deportista transgenero en competición femenina oficial, siempre y cuando sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nmol/L durante los últimos 12 meses previos a la competición.

Esto obliga a las deportistas transgenero a medicarse para reducir sus niveles de testosterona, con esta medida se pretende que la competición se haga en igualdad de condiciones.

El estudio publicado por el Instituto Karolinska en Suecia ha demostrado que la supresión de testosterona en deportistas transgenero no tiene prácticamente ningún efecto en la reducción de la fuerza muscular en las piernas, incluso después de estar sometidas a 12 meses de tratamiento.

Según determina el propio estudio en las conclusiones finales «Nuestros resultados indican que después de 12 meses de terapia hormonal, una mujer trans probablemente todavía tendrá beneficios de rendimiento sobre una mujer cisgenero (individuos cuya identidad de genero coincide con su fenotipo sexual)»

La ciclista canadiense en una entrevista que ha concedido al canal Sky News ha defendido su derecho a poder competir al más alto nivel en categoría femenina «Hay un estereotipo de que los hombres siempre son más fuertes que las mujeres, por lo que la gente piensa que hay una ventaja injusta. Al evitar que las mujeres trans compitan o les exijan que tomen medicamentos, niegan sus derechos humanos». ha declarado Rachel McKinnon en la entrevista.

Rachel McKinnon también ha dicho que no cree que haya sido campeona del mundo por ser una mujer transgenero sino por todo el trabajo que hay detrás.

Sobre los datos que arrojó el estudio del Instituto Karolinska en Suecia, la ciclista Rachel McKinnon ha dicho que si, que es posible que haya cierta ventaja, a lo que ha añadido que «Hay una variedad de tamaños y niveles de fuerza, puedes tener éxito con formas de cuerpo enormemente diferentes incluso en mi deporte (ciclismo). Por tomar un ejemplo británico, mira la Victoria Pendleton, con piernas diminutas es la mejor del mundo.»

El Comité Olímpico Internacional será el organismo encargado en arrojar luz sobre este tema, y tendrá que ser rápido porque las Olimpiadas de Tokio están a la vuelta de la esquina.