Las grupetas… «No volveré a salir con la bicicleta de carretera. Disfrutaré del Gravel»

"Hoy, una de las muchas grupetas que he visto me ha adelantado. Según lo hacía, les he recordado de forma educada que no estaría mal que guardaran un poco de distancia entre cada uno ya que hay gente que se está jugando la vida por salvar vidas, y otras muchas que desgraciadamente mueren a diario"

9057
Las grupetas:
Kiko ha tenido varias "malas" experiencias con ciclistas en grupo que se han saltado la normativa a la torera, y que además, le han puesto en peligro.

Nos hacemos eco del mensaje de un ciclista habitual en bicicleta de carretera, Kiko García, que además es uno de los miembros que colabora con la dirección de la Vuelta a España.

Hoy Kiko, como tantos otros días y tantos otros fines de semana, ha salido a rodar por la carretera, en solitario, y cumpliendo la normativa actual debido a la situación en la que nos encontramos.

Tanto él, como nosotros mismos, llevamos varios días viendo a ciclistas, tanto de mountain bike como de carretera, salir en grupos o grupetas, sin importarles lo más mínimo lo que diga la ley.

Si alguien quiere salir en grupo, en el horario que desees o fuera de los límites geográficos establecidos, es cosa suya.

Pero como bien comenta Kiko, no solo hay que ser responsables con los actos que nos incumben a nosotros mismos, también con los actos en los que ponemos en peligro a los demás.

Os dejamos el texto completo, que demás puedes leer o comentar en su página de Facebook.

Por Kiko Garcia Arnandis:

«He perdido la batalla.

Así de cruda es la realidad. Lo he intentado por activa y por pasiva, y no ha podido ser. Así que desde hoy, y hasta que las autoridades nos permitan salir a rodar en bici en grupo, no volveré a salir con la bicicleta de carretera. Disfrutaré del gravel, por caminos desconocidos y solitarios y mi salud lo agradecerá mucho.

No me considero para nada una persona violenta, todo lo contrario, pero entre los muchos defectos que tengo, hay uno que no controlo, y es que cuando veo una injusticia, salto inmediatamente, ya que me hierve la sangre por dentro de forma corrosiva.

Hoy, una de las muchas grupetas que he visto me ha adelantado. Según lo hacía, les he recordado de forma educada que no estaría mal que guardaran un poco de distancia entre cada uno ya que hay gente que se está jugando la vida por salvar vidas, y otras muchas que desgraciadamente mueren a diario.

No me han hecho caso, claro está. Al llegar a un semáforo en rojo cercano, uno de ellos se lo ha saltado porque sí, y punto. y en ese momento, ha sido cuando he decidido no decirles nada más porque ya he visto claramente que no había nada que hacer.

Pensé, ingenuo de mí, que el tema había terminado, pero unos kilómetros más adelante en un repecho, han aminorado su ritmo y les he adelantado de nuevo. Pues bien en ese mismo momento, se me ponen todos a rueda.

Y no he podido evitarlo… Me giro y les digo: No quiero a nadie a rueda, os vais 10 metros para atrás o por delante, pero a mi rueda no.

El mismo que se saltó el semáforo en rojo me dice que le deje en paz y que haga mi entrenamiento.

Le vuelvo a decir que ni de coña, y he de reconocer que pierdo un pelín los nervios, y les digo así, a boca jarro, que parecen tontos.

Consigo que se separen aunque unos de ellos viene a decirme que no les insulten, y le dejo claro que no lo he hecho, que dije que parecían tontos… De parecer a ser hay un trecho.

Abro un paréntesis antes de que nadie me diga que el ir a rueda es problema suyo y no mío.

Si unos metros más adelante hay un control de la Guardia Civil y nos paran a todos, por más que les explique que no conozco de nada a mis acompañantes, si el agente no se lo cree me pondrá la multa y punto.

Lo que ha ocurrido en el puerto posterior ha sido cuestión de bemoles, y no entraré en detalles, pero ha estado muy bien.

Por supuesto, he seguido viendo más y más grupos. Y lo cierto es que ya tengo claro que el que va en sentido contrario por la autopista soy yo.

Así que, muy a mi pesar renuncio a ser feliz recorriendo las carreteras de la Sierra Espadán, a cambio de que mi corazón esté más tranquilo y relajado.

Os juro que durante la discusión que he tenido hoy, he visualizado a los sanitarios con sus mascarillas y EPIs entubando a pacientes e intentando salvarles la vida.

He pensado que quizás dentro de unas cuantas semanas, veamos todos los contagios que estamos provocando ahora por saltarnos todas estas normas a la torera, he pensado en todo eso y más…

Lo cierto es que nos puede parecer injusto lo de las franjas horarias para el deporte, nos puede parecer chorra poder ir en bici a tomar una cerveza a otra localidad y no poder salir del municipio entrenando, nos pueden parecer chorras todas y cada una de las normas, pero hay que cumplirlas.

¿O es que cuando estamos parados en un semáforo en rojo, si nos parece que llevamos mucho tiempo, arrancamos 15 segundos antes de que se ponga en verde ? Pues eso, nos quedan 15 segundos de semáforo en rojo. ¿Tan complicado es esperar?

Hace unos cuantos años ya, un buen amigo me dijo que no puedo pretender salvar el mundo todo el rato, y sin embargo, sigo cayendo en el error de pensar que mis cabreos van a cambiar algo. Soy tonto, del verbo ser, nada de parecer.

Perdón por el ladrillazo. Cuidaros mucho y buen fin de semana.»

Por suerte, o no, desde este Lunes estará permitido salir a montar en bicicleta en grupo: