Las excusas de Enric Mas…

1351
Las-excusas-de-Enric-Mas....
Enric Mas atacando en el día de ayer en las últimas rampas de los Lagos de Covadonga.

Los de azul, lo telefónicos, los multi-líderes, y más calificaciones bastante «peores» dirigidas al equipo Movistar Team tras lo visto en televisión en las etapas decisivas de La Vuelta Ciclista a España 2021.

La cosa viene de largo (puedes ver algo aquí), pero en La Vuelta, valga la redundancia, se ha vuelto a sentir esa especie «mala dirección» del equipo ciclista español.

Por otro lado, todos sabemos, que hagas lo que hagas, pase lo que pase, siempre habrá quien te critique, lo hagas bien o lo hagas mal.

«La caída de ayer pasó factura en la durísima y muy exigente etapa de hoy. Me hubiera gustado poder seguir los ataques pero pasé un día muy malo»

Enric Mas

Uno de los líderes del Movistar Team es el gran Enric Mas, actualmente segundo en la clasificación general a tres patitos (2:22) de Primoz Roglic, líder indiscutible de La Vuelta 2021.

Vamos a repetirlo una vez, más, segundo a dos minutos y veintidós segundos del primer clasificado de la ronda por etapas española.

Esto no parece bastar a muchos aficionados, a quienes le da igual que esté segundo en la tabla o decimo primero. El aficionado quiere sangre, sudor y lágrimas, y si puede ser, la victoria.

Ayer se volvió a demostrar una vez más lo que esperan la mayoría de aficionados con el gran ataque a lo loco de Egan Bernal, y también con la valentía de Primoz Roglic de unirse en una aventura de 60 kilómetros en una de las etapas más duras de esta Vuelta 2021.

Por detrás, los del Movistar (ya suena hasta despectivo), se dedicaron a mirar como los dos se iban sin decidirse, salvo Miguel Ángel López cuando ya era demasiado tarde para intentar unirse a la fuga.

A Bernal, pese a no ganar la etapa y ser cogido por el grupo de favoritos donde iban los dos ciclistas del Movistar Team, la jugada a Bernal le salió maestra.

Sin decir una sola palabra, sin ganar la etapa, mejorando solo un puesto en la general y entrando el último del grupo a duras penas, se llevó la ovación y el respeto de todo el público.

Siempre hay una razón, y si no, inventamos un excusa

Mientras, Enric Mas, quien probó suerte sin hacer mucho daño, volvió a quedar como uno más (valga de nuevo la redundancia), del grupo de favoritos.

Pero el mallorquín sigue segundo en la general de una de las tres carreras más importantes del mundo en bicicleta de carretera. Pero no parece ser suficiente.

En las redes sociales se habla mucho de las escusas que pone cada vez que las cosas no salen como la mayoría espera. Cierto es que la táctica del Movistar Team, pese a ser eficiente, no es la visualmente más atractiva para el espectador. El sabor de boca que queda al final es el de un equipo conformista, y no un equipo luchador.

Pero si no hay piernas para más, no se le pueden pedir peras al olmo. El nivel es altísimo y las fuerzas de los corredores en los último años se han igualado tanto que es difícil destacar.

Para salir del paso, o para no afrontar la realidad, da la impresión de que cada vez que se espera algo grande del equipo Movistar Team o de propio Enric Mas y no funciona, hay que inventar una excusa o razón para calmar los ánimos.

Difícil situación.

Los problemas psicológicos de los deportistas de élite cada vez se acentúan más, y si estos no se tratan a nivel profesional, pueden derivar en serios problemas.

Hoy es prácticamente la última oportunidad de lucirse en la montaña, y el aficionado, más que victorias, desea espectáculo, caiga quien tenga que caer.

¡Nos vemos en el Gamoniteiru!

Para ejemplo en las redes sociales, este Tweet es un pequeño ejemplo…