Las empresas de patinetes eléctricos al borde de la quiebra

1043
Las-empresas-de-patinetes-eléctricos-al-borde-de-la-quiebra
Bird.

Todo parece indicar que la gran burbuja de los patinetes eléctricos de alquiler en nuestro país comienza a deshincharse.

Movimientos inesperados en los altos cargos de las compañías, compras de unas startup a otras a precio de saldo, reducción masiva de patinetes en las calles de las grandes ciudades y un sin fin de datos que reflejan el miedo y mal augurio que les espera a las más de 15 compañías que operan en la actualidad en la ciudad de Madrid (por poner un ejemplo).

A finales de 2017, el boom de los patinetes eléctricos llegó a España. Una tras otra, multinacionales y grandes inversores, vieron el filón que suponía este nuevo mercado emergente que se encontraba desierto en muchos países del mundo.

A golpe de talonario invirtieron cientos de millones de euros, no solo en crear las empresas y poner el producto en las calles, también en conseguir la mayor cuota de mercado posible con campañas agresivas.

En Madrid han llegado a operar a la vez hasta 22 empresas

La carrera no era sacar beneficio, si no conseguir el mayor número de descargas de sus aplicaciones y conseguir inundar nuestras calles con el mayor número de patinetes posibles.

Una competencia que llevó a los ayuntamientos de las grandes ciudades donde operaban, a actualizar sus normativas sobre movilidad urbana «sostenible».

Y aquí es donde estas nuevas empresas comenzaron a sentir la mano en el cuello por primera vez.

Ni los actos de vandalismo, ni las denuncias por invadir espacios públicos o los accidentes producidos con sus productos, ni tan si quiera las más de 22 empresas que han llegado a operar a la vez en ciudades como Barcelona o Madrid les detuvo.

Si los ayuntamientos les multaban, se pagaba sin miramientos con tal de seguir operando.

Pero de alguna manera había que regular este descontrol, no solo por lo peligroso, si no también por que no todo vale a golpe de talonario.

Y llego el estrangulamiento. Ayuntamientos como el de Madrid decidieron limitar las licencias anuales de patinetes eléctricos según los distritos de la ciudad.

Por ejemplo, en el madrileño barrio de Sol, donde más turistas se pueden ver por metro cuadrado, Manuela Carmena limitó y blindó la normativa que establecía que el límite de licencias de patinetes eléctricos fuese de 32.

Puede parecer una cifra realmente baja para los usuarios potenciales que pueden utilizar este sistema para desplazarse, pero la cosa aún se pone más cuesta arriba cuando esas 32 licencias han de ser repartidas entre las 16 empresas que actualmente operan en la capital.

Si haces la cuenta de la vieja, solo tocan a dos licencias por empresa de patinetes.

Esto se ha extrapolado a todos los distritos de Barcelona y Madrid, resultando el negocio como inviable para muchas de ellas.

5566 licencias operando de las 8200 disponibles

En total en Madrid hay 5566 licencias operando, de las 8200 que ha establecido el ayuntamiento, lo que da a entender que el negocio ya tocó cima hace muchos meses.

Con estos números pocas son las que van a aguantar, dejando únicamente a las más fuertes sobrevivir.

También hay que sumar que muchos usuarios ya tienen sus propios patinetes eléctricos, y que el precio de estos cada vez es más reducido.

Al contrario que la bicicleta eléctrica, que cuenta con un sistema de alquiler municipal en las ciudades más pobladas de España, la competencia no ha sido tan agresiva, pero también muchas empresas incluida la del ayuntamiento de Madrid han visto peligrar su modelo de negocio por el vandalismo y las quejas de muchos vecinos.

Estas son las empresas y el número de licencias de patinetes eléctricos con las que han estado operando durante 2019:

EMPRESAS ALQUILERLICENCIAS PATINETES
Bird797
Lime775
Circ719
Voi667
Jump Uber566
Ufo530
Movo (Cabify)355
Taxify259
Rideconga226
Reby189
Reby189
Acciona179
Wind136
Mygo90
Eskay78