Pulsa «Intro» para saltar al contenido

«Las ciudades 15 minutos son como los Juegos del Hambre o el confinamiento»

La anulación mental de cada individuo de la sociedad es tal que algunos se llegan a creer tales chorradas. Cuanto más grande es la chorrada o la mentira, más tienen de que hablar en la barra del bar o la peluquería.

Atentos amigos que llega el conspiracionismo a las altas esferas de la política y el periodismo en España, quienes consideran las futuras ciudades de los 15 minutos, algo así como el pasado confinamiento o lo que ocurre en la película «Los Juegos del Hambre«.

Ver para creer, o creer para verlo, por que la verdad cuesta pensar que alguien diga algo así y lo haga en serio.

Más bien me inclino a que como ocurría y ocurre con otros políticos, como M. Rajoy, E. Aguirre o el mismísimo J.L.M. Almeida, cuanto más chorradas se digan, mejor calan en el grueso de la población.

Y es que hay, o mejor dicho, tengo una sensación generalizada, de que visto que gran parte de la población son meros clones, robots u ovejitas, como desees denominar, cuantas más chorradas les suelten los políticos en la televisión y las redes, más les llegan y más les convencen.

Y es que de los nombrados arriba, solo hay que escucharlos hablar para darse cuenta de dos cosas, o son así, y los que se le asemejan asienten cuando abren la boca, o son actores en busca de pobres almas que no son capaces de pensar por si mismas o tener un pensamiento crítico.

Ya no es solo incultura generalizada, se trata inocular aún más a la sociedad con la historieta mas grande que se les ocurra o hayan escuchado en la barra del bar.

Una ciudad de 15 minutos no significa que no puedas salir fuera de esta zona

Y es que viendo el vídeo a continuación, que tiene miga, de una cadena de televisión pagada por Intereconomía, se le da la vuelta a la tortilla a las ciudades de 15′, explicando todos sus beneficios, y convirtiéndolo en algo malo.

Los clones, robots y ovejitas mencionados, por denominarlos de alguna manera, asienten con la cabeza y ya tienen conversación para rato.

Cuanto más grande es la chorrada que cuentan, más se lo cree quien la escucha

Qué dios me perdone, pero solo con abrir TikTok y ver un par de vídeos, se entiende todo mejor. (ojo, que no todo en TikTok son chorradas).

Es tan sencillo engañar a la población y lo tienen tan bien estudiado psicologicamente, que solo tienen que decir la tontería mas grande que se les venga a la cabeza, por norma general, en contra de lo que por lógica puta es mejor para la sociedad y el propio ciudadano, quien la escucha con atención, para que estos últimos lo repetirán y hagan exactamente lo que se les diga. Igualito que un robot programado, y todos a una, como si de un clon se tratase.

Moverse a pie o en bicicleta y tenerlo todo a mano es el sueño de cualquier persona cuerda. También puedes ir en transporte público, e incluso en coche o en moto, nadie dijo nunca lo contrario.

La falacia de que las ciudades de 15 minutos son para que el ciudadano no pueda salir de esa zona, llega a ser tan grande, una auténtica chorrada, que como digo, cuanto más estúpido sea lo que diga el político, periodista o influencer de moda, más se lo cree la muchedumbre.

La sociedad está enferma, y te quieren aún más enfermo para poder controlarte mejor.

Lo peor de todo, es que ya se ha llegado a un punto donde los que se mantienen cuerdos, con mucho esfuerzo, son minoría ante una sociedad mentalmente anulada, Por lo que revertir esto, es prácticamente imposible, ya que tristemente parece que vamos a peor.

Por si no te ha quedado claro qué es una ciudad de 15 minutos, es básicamente que puedas tener en ese tiempo o menos, moviéndote a pie, en bici, patinete eléctrico o transporte público, o lo que ten venga en gana, todos los servicios y actividades que necesitas cada día:

  • Trabajo
  • Escuelas
  • Supermercados
  • Gimnasios
  • Centros Comerciales
  • Comercios locales
  • Bares y restaurantes
  • Discotecas
  • Centros deportivos
  • Y lo que te haga falta….

Si quieres seguir cogiendo el coche a diario, comiéndote atascos, gastando tu sueldo en gasolina e impuestos, contaminando, perdiendo tu vida dentro de un automóvil, etcétera, tranquilo, podrás seguir haciéndolo.

Así está el patio…