La Vuelta España llega al Ecuador

27

_VE_2014_0300_LIV25

Con la disputa de la onceava etapa se ha llegado al ecuador de la gran vuelta española. Etapa que en sus inicios nos dejaba con la mala noticia del abandono de Nairo Quintana. El colombiano del Movistar que ya se fuera al suelo en una espectacular caída en el inicio del descenso al Moncayo de la prueba contrarreloj se veía involucrado en una nueva caída forzado a abandonar. Aunque en la crono se le escapara un tiempo valioso no nos cabe duda de que Nairo iba a mostrar una mejora progresiva durante el transcurso de la carrera y que hubiera luchado al máximo en etapas venideras. La inédita subida al Santuario de San Miguel de Aralar no defraudó. Un brillante Fabio Aru (podio en el pasado Giro de Italia) vencía tras un ataque en los últimos metros de la ascensión. El joven italiano que se encuentra séptimo en la general se confirma como un corredor de presente y futuro en las grandes vueltas.

Desde la primera etapa que venciera Movistar Team hasta el día de hoy hemos tenido grandes dosis de emoción. El duelo en los sprints sitúa a Degenkolb y al francés Bouhanni con dos etapas cada uno, veremos si alguno de ellos consigue el desempate.

En el transcurso de la quinta etapa con final en Ronda, vimos el primer movimiento táctico importante de la carrera. Los hombres de Tinkoff Saxo aprovecharon el viento lateral para dar lugar a los tan temidos abanicos. El resto de favoritos siempre atentos y bien colocados respondían al movimiento y finalmente no había grandes damnificados excepto los hombres fuertes de Garmin, Talansky y Hesjedal.

La etapa de la Zubia tiene como protagonista a un colosal Alejandro Valverde. El murciano que en ese momento corre con la libertad que supone no ser el primer espada del equipo (la principal opción del Movistar pasa por Nairo) hace una impresionante subida. Todo el trabajo recae sobre sus piernas. El ritmo de Alejandro había eliminado a decenas de corredores y en cabeza solo quedaban unos pocos privilegiados. Los Quintana, Contador, Froome, Rodriguez, por supuesto estaban entre los más fuertes. Un fortísimo ataque de Joaquim Rodríguez en el último kilómetro fue rematado por Alejandro Valverde que no solo salió a su rueda sino que venció claramente. Súper clase la del murciano que tras trabajar durante toda la subida para Nairo obtuvo una merecida victoria.

La escapada por fin tuvo su premio en la etapa con final en Alcaudete. Donde un soberbio y siempre combativo De Marchi se imponía a sus compañeros de escapada en un terreno rompepiernas venciendo en solitario y dando una importante victoria al equipo Cannondale en el que Sagan no está a la altura que siempre se espera de él.

La etapa con final en Albacete apuntaba a victoria de velocista. Así fue y el francés Bouhanni se imponía en un duro sprint a Matthews (con alguna maniobra y movimiento dudosos). A parte del francés si hubo otro protagonista en el desarrollo de la etapa fue el viento. De nuevo los hombres de Bjarne Riis y del Sky forzaban el ritmo dando de nuevo lugar a abanicos y a diferentes cortes en el pelotón. Nairo Quintana se vio de inicio perjudicado por este movimiento aunque luego consiguió reenganchar. Ejemplo de que lo que se preveía como una posible etapa de trámite podía haber influído de manera notable en la clasificación general.

El calor intenso, agobiante de las etapas andaluzas daba lugar a un cambio de escenario en la etapa con final en Valdelinares. Bajo una intensa lluvia y unas condiciones durísimas una numerosa fuga con hombres fuertes se iba a jugar la victoria en la ascensión final. Un movimiento de Winner Anacona (Lampre-Merida) le situó en la subida final junto al joven Bob Jungels y Moreno. El luxemburgués fue el primer eliminado y los sucesivos ataques del colombiano eliminaron a Moreno. Winner Anacona conseguía así una espectacular victoria, un nuevo logro para el equipo y un gran movimiento táctico de su director deportivo Matxín.

Tras el día de descanso llegaba la primera contrarreloj individual. Si bien el trazado no era el convencional para los mayores especialistas de la especialidad, las quinielas se cumplían y el alemán Tony Martin se hacía con la victoria. Mucho más hay que contar de esta etapa pues a la espeluznante caída de Nairo Quintana la mayor sorpresa era un rendimiento inesperado de Froome. El ciclista nacido en Kenia partía como uno de los favoritos tanto a la victoria como a aventajar a sus inmediatos rivales en la general. La sorpresa vino cuando el ciclista del Sky entraba décimo en meta. Un tiempo 32 segundos peor que el de Valverde y casi un minuto peor que el de Alberto Contador. Achacaba el haber forzado demasiado en la parte inicial (subida al Moncayo incluída) y pagarlo el resto de la crono.

Así las cosas hasta el día de hoy la Vuelta no ha podido brindarnos mayor espectáculo. Es inevitable emocionarse con lo que viene por delante. La etapa de ayer tipo “criterium” en Logroño va a dar lugar a un interesante bloque en el norte peninsular. Las etapas de La Camperona, Lagos o La Farrapona pueden dinamitar la carrera. ¡No os lo podéis perder!