La vida de una bici en Múnich. Entrevista a Max y Julia

215

 

Si le preguntásemos a una bicicleta dónde quisiera vivir, seguro nos respondería: Alemania. Alemania es el país que alberga casi la misma cantidad de bicicletas que de habitantes . Ahora existe unos setenta millones de bicicletas para aproximadamente, ochenta millones de alemanes»

Es un lugar idílico: carriles preparados, buenas señalizaciones, conductores que las respetan, lugares para perderte, salir de fiesta con ella…, infinidades de cosas que se pueden hacer con una bicicleta en Alemania, así, yo también quiero ser una bici.

Según publica el Club Alemán de la Bicicleta (ADFC), en un informe patrocinado por el Ministerio de Transporte, el 24% de los alemanes mayores de 14 años dice usar la bicicleta «a diario»; el 29%, al menos una vez a la semana, y el 16%, un mínimo de una vez al mes. Se venden unos cuatro millones al año, por unos 450 euros de precio de media.

image

Pues hemos viajado hasta Múnich, capital babara para descubrir el secreto de este boom de la bicicleta en Alemania. Obviamente, no podemos comparar Alemania con España. Aún nos llevan ventaja, sobre todo por la cultura a la hora del transporte sobre una bici.

En esta ocasión en nuestro reportaje nos han ayudado Julia y Max, dos muniqueses que han conocido de primera mano nuestra cultura, ambos han disfrutado de la vida madrileña en el pasado, cuando hicieron un intercambio en la capital española. Ojo, no podemos comparar Múnich con Madrid. Aún siendo Munich la capital babara, no llega a ser de las grandes ciudades de Europa por el tamaño de habitantes: 1,378 millones

image

Así qué decidimos dar una vuelta por esta hermosa ciudad y al mismo tiempo preguntarles algunas cosas:

:: ¿Desde qué edad montas en bici, y tu familia?

Julia: Desde los tres años de edad. Claro, mis padres también lo hacen, aquí no hay una edad para ir en bici, todos los que puedan ir y no tengan un problema para ir en la bici lo pueden hacer, desde los 3 años hasta los 90 años. Mis abuelos también usan la bici.

Max: Desde hace diecisiete años, creo que desde los tres o cuatro años. Si mis padres y mis abuelos también montan en bici. Si estás físicamente bien y puedes ir en bici, pues no hay problema.

:: ¿Por dónde sueles moverte por tu ciudad en bici?

Julia: Por todas partes, a comprar, a la universidad a cualquier lugar donde tenga que ir, sobre todo si está cerca claro. Por toda la ciudad hay una red de carriles y zonas señalizadas para las bicis.

Max: Por todos los lugares, porque suele haber mucho tráfico y además Munich es muy pequeña y te puedes mover muy fácilmente. Voy al club, a los bares…etc

image

:: ¿Sueles usar el transporte público?

Julia: Solo en invierno cuando hace mucho frío. La bici es el medio que más usamos durante todo el año.

Max: En verano no, en invierno sólo cuando hay mucha nieve.

:: ¿Existen reglas o normas estrictas para montar en bici aquí?

Julia: Si realmente existen normas estrictas, por ejemplo tienes que usar el lado obligatorio, normalmente está señalizado. Sino, tendrías que pagar unos 15€ por cada infracción. No es obligatorio el casco, pero las luces si lo son. Las carreteras son un poco más peligrosas y las auto vías están prohibidas.

Max: Aquí las reglas son diferentes, por ejemplo ir en coche la tasa máxima de alcohol es 0,3 y en la bici es 1,3. Si no tienes luces te pueden multar, pero no siempre es así, yo por ejemplo no suelo llevar. Y por ir sin casco no te multan.

image

:: Estas son las normas oficiales vigentes para la circulación en bici en Europa:

Normas Europeas:

– Tener un sistema de frenado eficiente.
– Que esté equipado con un timbre audible desde una distancia suficiente.
– Que esté equipado con un reflectante rojo en la zona trasera y los dispositivos necesarios para asegurar una luz blanca o amarilla por la parte delantera y roja por la parte trasera.

Alemania y Países Bajos:

– Poseer un reflectante blanco visible en la parte frontal, un reflectante rojo de gran superficie en la parte posterior y reflectantes blancos en los pedales, visibles por delante y por detrás.
– Dos reflectantes naranjas por cada rueda, dispuestos a 180 º uno del otro, visibles desde el lateral o franjas retrorreflectantes blancas dispuestas en las ruedas o los radios de ambas ruedas.
– Guardabarros para evitar que el barro reduzca la visibilidad de luces y reflectantes.

España:

– Las bicicletas deberán tener un timbre, y para circular de noche o cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, deberán disponer de los siguientes dispositivos: luz de posición delantera y trasera, catadióptrico trasero, y podrán disponer de catadióptricos en los radios de las ruedas y en los pedales.
– En caso de bicicletas que, por construcción, no puedan ser ocupadas por más de una persona, podrán transportar, no obstante, cuando el conductor sea mayor de edad, un menor de hasta siete años, en un asiento adicional, o en un remolque homologado para el transporte de personas, utilizando casco en ambos casos.

image

:: ¿A que precios puedes encontrar una bici en Múnich?

Julia: Bueno, puedes encontrar bicis desde 20€ en algún rastro de bicis, hay uno muy importante en Múnich donde venden las bicis antiguas y también puedes encontrar bicis muy caras, bicis de diseño.

Max: Usadas que estén bien, por unos 150€ o las más nuevas más de 500€.

:: ¿Cual es la diferencia entre esta ciudad y la ciudad de Madrid para montar en bici?

Julia: En Madrid es muy peligroso, pueden matarte. Mientras aquí al ciclista es respetado, sobre todo en verano, que hay tantos ciclistas en la calle. Además por ejemplo en Madrid no puedo dejar mi bicicleta en la calle. No es seguro. Es habitual dejar tu bicicleta en Múnich, cada uno en esta ciudad tiene su bicicleta.. ¿por que robar una?. Aquí se respeta mucho las bicicletas y a los ciclistas, es su cultura y estamos acostumbrados a ello. Creo que habría que educar a los conductores, taxistas, y autobuses a respetar a los ciclistas lo primero.

Max: Sobre todo por el miedo de dejar la bici y que te la roben. Aquí no hay muchos ladrones que digamos, pero la diferencia más importante son que aquí los valores son tan altos, que no te roban una bici. Además los coches están acostumbrados a las bicicletas en Alemania, te respetan más o menos. Los ciclistas no son autos, ni tampoco son personas paseando. Está prohibido ir por la acera no marcada, y aveces son un peligro los ciclistas. Aunque hay muchos caminos de carriles bicis, muy bien señalizados.

image

Para el sociólogo berlinés Andreas Knie, «estamos ante un proceso imparable» que no se limita a las grandes ciudades o a sus barrios acomodados como Prenzlauer Berg, donde según el Senado (Gobierno regional) las bicicletas suponen el 40% del tráfico. La relación de los alemanes con sus automóviles «lleva casi 20 años enfriándose». Es generacional: las calles están saturadas de coches y quien quiera tiene acceso a uno. Su valor como símbolo de estatus o como logro personal tiende, así, al cero. Dice Knie que «hay demasiados coches, por todas partes: ya son como el agua del grifo». Pero mantenerlos es «cada vez más caro y problemático», un engorro. Tener coche propio se está convirtiendo en «una antigualla». No porque los jóvenes renuncien al individualismo que simbolizó en las décadas del milagro alemán de la posguerra; «al contrario, es porque el coche ya no encarna eso». Los alemanes «siguen siendo cada vez más individualistas, pero tienen otros distintivos, la ropa o los artilugios electrónicos portátiles».

image

Por Renzo Ríos.