Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La UCI limita a 5 metros la distancia de los drones que graben competiciones ciclistas

Estas impresionantes imágenes de Jonas Vingegaard durante una contrarreloj no podrán volver a repetirse con la nueva normativa UCI sobre el uso de drones para grabar competiciones ciclistas.

La temporada 2024 traerá bastantes cambios en la normativa UCI para los ciclistas profesionales, pero también para el resto de trabajadores, aficionados y hasta los drones.

Cada vez es más común ver imágenes de vídeo de competiciones ciclistas de primer nivel grabadas desde un dron.

Tanto en ciclocrós, como en mountain bike o carretera, los drones dan la posibilidad de mostrar desde ángulos insospechados, lo que una cámara fija, en moto o en una grúa no podrán hacerlo nunca.

Pero como cualquier aeronave, pilotarla requiere de pilotos profesionales, permisos y material de primera para que no ocurra ningún accidente.

Estamos hablando de aeronaves no tripuladas, por lo que dichos accidentes involucran directamente a los ciclistas que participan en las competiciones y también al público asistente.

Se han grabado imágenes desde drones impresionantes, como estas que puedes ver aquí:

Posiblemente, a partir del 1 de enero de 2024, no volvamos a ver imágenes similares grabadas desde un dron en competiciones UCI.

La nueva normativa que la Unión Ciclista Internacional ha introducido, o más bien actualizado la norma 1.2.035a, establece que los drones deberán guardar una distancia de seguridad mínima de 5 metros con los ciclistas y aficionados.

Esto supone que por ejemplo en ciclocrós o mountian bike, donde los aficionados se agolpan detrás de las cintas a escasos centímetros de los ciclistas, no se podrán utilizar drones, salvo tomas aéreas desde lo alto.