La UCI baja de categoría una competición WorldTour femenina «por la falta de respeto a ciclistas y equipos»

En 2016, la UCI subió de categoría a la RideLondon Classique, consiguiendo el estatus WorldTour.

420
La UCI baja de categoría una competición WorldTour femenina
La RideLondon Classique, una de las carreras ciclistas profesionales femeninas más importantes del mundo, verá reducida su categoría por incumplir la normativa UCI.

La normativa de la UCI no solo es estricta con los ciclistas profesionales (a veces…), también lo es con los responsables de los equipos, o como en este caso, con los organizadores de una de las carreras femenina WorlTour con más renombre.

RideLondon Classique, una competición en bicicleta de carretera de féminas que se lleva disputando desde el año 2013 (ProSeries), ha visto relegado su estatus de competición WorldTour a ProSeries.

Según el comunicado de la Unión Ciclista Internacional, el motivo del cambio de categoría, se debe a una «falta total de respeto hacía los equipos y las ciclistas profesionales».

En 2016, la RideLondon Classique femenina igualó los premios de la carrera masculina

En 2016, la UCI subió de categoría ProSeries a WorldTour a la clásica londinense femenina.

En aquel año, las ciclistas profesionales igualaron los premios económicos a su homónima masculina, la ya desaparecida RideLondon-Surrey Classic.

La ganadora de aquel año se llevó la suma de 100.000 euros, siendo el premio en metálico más alto que una ciclista profesional se había llevado hasta el momento.

Este año, tras un parón forzoso de tres temporadas y la desaparición de la versión masculina, el evento se cambió de una sola etapa a tres para las chicas.

Solo una de las tres etapas fue retransmitida en directo. Esto no fue suficiente para la UCI

La vencedora final fue Lorena Wiebes, quien se llevó las tres etapas al esprín y la general final.

Con el cambio de una a tres etapas, los organizadores de la prueba decidieron, que las dos primeras etapas tendrían un resumen y únicamente la tercera etapa sería retransmitida en directo en televisión.

La normativa de la UCI es clara al respecto, y para que una competición ciclista sea considerada WorldTour, esta ha de tener su propia retransmisión en directo (de todas las etapas y al menos los últimos 45 minutos).

Las competiciones ProTour, únicamente han de emitir los últimos 20 minutos, y no tienen porque ser en directo o en televisión.

Este era el comunicado de la UCI sobre el cambio de categoría en la RideLondon Classique

«En la edición de 2022 del evento RideLondon Classique (Gran Bretaña) de la UCI Women’s WorldTour, los organizadores del evento no brindaron la cobertura televisiva en vivo requerida de cada etapa, sino solo de la última etapa.

Esto constituye una infracción del Reglamento UCI y de las especificaciones que todo organizador del UCI Women’s WorldTour está obligado a respetar.

También es, ante todo, una falta de respeto inaceptable hacia los equipos y corredores involucrados en la competición.

Por este motivo, el Comité Directivo de la UCI ha tomado la decisión de condicionar la inscripción de la prueba en el calendario UCI Women’s WorldTour para la temporada 2023 a la presentación de compromisos firmes relativos a la retransmisión televisiva en directo de todas las etapas.

Mientras tanto, el Comité de Dirección ha tomado la decisión de registrar el RideLondon Classique en la clase UCI ProSeries para la temporada 2023.

Para la UCI, la cobertura televisiva diaria en vivo de los eventos UCI Women’s WorldTour, que incluyen las carreras más prestigiosas del ciclismo de ruta profesional femenino, es fundamental para garantizar su desarrollo internacional continuo”.