La razón que ha motivado la retirada de Tom Dumouilin

300
dumoulin victoria giro de italia
Tom Dumoulin vistiéndose de rosa en el Giro de Italia del 2017.

Mucho se ha hablado en las últimas horas de la noticia de la retirada, por el momento momentánea, del ciclista del Jumbo-Visma, Tom Dumoulin.

Pese a sus altibajos en cuanto al rendimiento deportivo, con un 2020 en el que no ha brillado como muchos esperaban, nada parece tener que ver con la ausencia de triunfos.

Como muchos se imaginaban, el problema de Tom Dumoulin es mental o podría decirse que psicológico.

La competición que marcó un antes y un después en la carrera de Tom Dumoulin

El periodista y amigo de Dumoilin, Daan Hakkenberg, ha desvelado algunos de los enrevesados pensamientos del ciclista con los que ha tenido que lidiar en los últimos años.

Aunque en esta vida todo influye, como podría ser la presión por obtener resultados o mejorar los ya logrados, las lesiones, los cambios de equipos, el dinero, y un sin fin de motivos más, ninguno de ellos ha sido tan relevante para que Dumoulin tomase la decisión de decir «hasta luego».

Profesional desde el año 2012, el neerlandés ha logrado grandes triunfos y resultados, algunos de ellos en los últimos años.

Su mayor logro deportivo podría considerarse la victoria en el Giro de Italia del año 2017.

«Solo puedo hacer una cosa bien, y es pedalear muy rápido sobre la bicicleta, pero eso no me hace ser una persona especial»

Tom Dumoulin

Por aquel entones, algunas de sus declaraciones ya indicaban que algo no estaba funcionando bien o como a él le gustaría que fuese.

Y es que esta competición marcó un antes y un después en la vida de Tom Dumoilin, y la presión comenzó a ejercer más fuerzas sobre sus hombros.

«La fama acabó con Dumoilin»

No, no era la fama lo que buscaba, más bien todo lo contrario.

Tras su victoria en el Giro de Italia se hizo mucho más popular. La gente le paraba para pedirle hacerse una foto con él, para que le firmase autógrafos. Comenzó a aparecer con más frecuencia en los medios de comunicación, partía como favorito en cualquier competición ciclista, ya fuese de ruta o contrarreloj, y poco a poco esta fama, que iba creciendo a medida que seguía obteniendo grandes resultados, termino por explotar dentro de su cabeza.

El quería montar en bicicleta, pero no quería hacerse famoso con ello.

Así lo ha relatado Daan Hakkenberg en el diario ad.nl.