Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La Policía pide a un ciclista que se suba al su coche por suponer un peligro

El ciclista circulaba de manera correcta por la carretera, pero varios conductores llamarón a la Policía supuestamente para alertar del peligro que suponía que continuase pedaleando.

Según los agentes que pararon hasta tres veces a este ciclista en la carretera, varios conductores llamaron a la Policía quejándose del peligro que suponía en la vía.

El ciclista en cuestión, @chrissyglenc, circulaba por un puerto de montaña con su bicicleta de Gravel Bike de manera correcta.

Durante esta semana, junto con sus bolsas de Bikepacking, está recorriendo en bicicleta la Isla de Man, en el Reino Unido.

Durante una de sus rutas, y subiendo uno de los muchos puertos con los que cuenta esta bonita isla situada entre Inglaterra e Irlanda, la niebla se le echó encima.

Los agentes de policía invitaron al ciclista a subirse a su furgoneta, alertados por varios conductores

Para su sorpresa, un coche de policía se paró a su lado y le preguntó si estaba bien, ofreciéndole llevarle a su destino para no tener que pedalear con el mal tiempo.

Lógicamente Chris se negó rotundamente, ya que no ha viajado hasta allí para llegar a un destino, sino para recorrerlo.

Para su sorpresa, una segunda vez los agentes le volvieron a parar minutos después.

El motivo, que varios conductores habían llamado al teléfono de emergencias 999 de la Policía de la Isla de Man, supuestamente preocupados por la seguridad del ciclista, debido a que la nieve impedía verlo con claridad.

Volvió a comunicar a los agentes que estaba bien, y que iba a seguir pedaleando con su bicicleta, ya que no infringía ninguna norma de circulación.

No me voy a subir al coche patrulla señor agente. Únicamente subiré si estoy detenido

La tercera y última vez que los agentes se acercaron al ciclista, estos le invitaron a subir junto con su bicicleta al vehículo policial para llevarle a su destino.

Chris grabó entonces este vídeo, en el que no podemos escuchar mucho debido al fuerte viento, pero el propio Chris describe lo sucedido en un mensaje de Twitter:

«Increíblemente la Policía de Isle of Man pensó que era apropiado detenerme 3 veces mientras pedaleaba en bicicleta por la montaña, la última vez para decirme que pusiera la bicicleta en la camioneta debido a las quejas de los conductores de automóviles. Así no es como funciona el Código de Circulación. No me subí a la camioneta«.

La historia continúa en Twitter, con la cuenta de Emergencias de la Isla de Man respondiendo al ciclista sobre los motivos de querer sacarle de la carretera:

«Varias personas que llamaron estaban preocupadas por su seguridad hoy debido a la poca visibilidad y la densa niebla. Simplemente queríamos comprobar su bienestar y ofrecerle asistencia para que pudiera llegar a su destino con seguridad.«

El Código de Circulación en el Reino Unido, como en la mayoría de países del mundo, dice que ante situaciones de climatología adversa y poca visibilidad, como es el caso de la niebla, los conductores deben reducir la velocidad y extremar las precauciones.

Los ciclistas deben llevar luces homologadas y prendas de alta visibilidad.

Chris Glencorse continuó su ruta sin muchos más percances y sigue disfrutando de la Isla de Man en bicicleta.