La Policía Municipal de Madrid a la caza de los más peligrosos de la ciudad

Ni velocidades, ni aceras, ni carriles bici, ni pasos de cebra. Madrid es una ciudad donde el coche es el rey y las fuerzas del orden se fijan en los más peligrosos, las bicicletas y los patinetes eléctricos.

445
La-Policia-Municipal-de-Madrid-a-la-caza-de-los-mas-peligrosos-de-las-ciudad
Madrid, una ciudad donde los coches y moto pueden aparcar donde les plazca y donde las velocidades no se respetan por norma general.

No es la primera vez, y seguro que no será la última, que los agentes del orden de la ciudad de Madrid, realizan una caza de brujas (A.K.A. ciclistas), con el único fin de mermar aún más el poco uso de la bicicleta en la capital.

Si vives en Madrid, pasas por allí algún día, o ya has pasado, te habrás dado cuenta de quien es el rey y tiene total libertad de movimiento, tanto por carreteras, aceras o carriles bici.

Sí, es el coche, y también la moto, o los taxis, e incluso los autobuses, y que decir de las típicas furgonetas blancas de reparto.

Madrid impuso sus ciclo carriles 30 para no gastar un duro en infraestructuras ciclistas y no restar ni un centímetro al asfalto, tanto para circular como para aparcar

Un timo como la copa de un pino, de ahí el nombre de los «Timocarriles 30«.

Ayer miércoles 16 de febrero, la Policía Municipal de Madrid, seguramente siguiendo órdenes de nuestro querido ayuntamiento, ordenó una vez más ir en busca y captura de los ciclistas urbanos, esos que van a 80 km/h por la ciudad, emiten gases contaminantes y tremendos ruidos, incluido el del pito, y cuando menos te lo esperan te pasan por encima.

Los patinetes eléctricos tampoco se libran de esta caza de brujas.

El mensaje de la Policía Municipal de Madrid es claro:

«Durante toda esta semana vamos a realizar controles a los vehículos VMU y a bicicletas, principalmente en las vías asignadas para la circulación de estos vehículos (carril bici, ciclocarriles, sendas ciclables, etc)«.

Por que ya lo sabes querido contribuyente, las bicicletas y los patinetes han convertido en las ciudades en lo que hoy son.

Es curioso que más del 40% de los coches que circulan por nuestras carreteras ni si quiera tienen la ITV pasada.

Por si no has recabado en el porcentaje que te acabo de decir, te lo cuento de otra manera:

«De cada 100 coches, 45 no tiene la ITV en regla»

Pero eso no importa, da igual, necesitamos que sigan pagando impuestos de circulación, impuestos de combustibles y que sigan ocupando la mayor parte del espacio público en las ciudades.

Que decir de la velocidad.

¿Has visto a algún coche ir a 20 o 30 km/h en la ciudad de Madrid?

Sí, alguno habrá, pero pocos ya que no hay coche moderno o coche eléctrico que no acelere de o 100 km/h en menos de 10 segundos. Es tan necesario esto…

En Iberobike.com no somos nadie y quien escribe estas líneas menos, pero manda narices que se haga una campaña de control de bicicletas y patinetes cuando no hay control alguno de coches y motos, los cuales circulan como les da la gana a cada milésima de segundo de cada día.

Hacer la vista gorda con conductores de coches y motos, pero fijarse en todos los ciclistas

Además del intento del Ayuntamiento de Madrid para que las bicicletas no llenen sus calles, cosa que ha quedado más demostrada (de nuevo) en los últimos dos años, se hace todo lo posible por que el coche tenga el poder absoluto de hacer lo que quiera.

Para el ciudadano de a pie, quien tiene metido el coche como cultura, no es problema, pues lleva conviviendo con él prácticamente toda su vida.

Pero esta burbuja de realidad que se vive en Madrid, nos está matando lentamente.

Si el asfaltado ya emite infinidad de elementos contaminantes, su uso por los vehículos motorizados aún más. Y aunque no lo creas, el asfalto de por sí, sobre todo con altas temperaturas, también emite partículas contaminantes bastante perjudiciales para la salud.

Pero este es otro tema.

Aquí la cuestión es que hay coches circulando a más del doble de velocidad permitida a diario y en infinidad de carreteras, vías o calles, llámalo como quieras, casi la mitad sin ITV pasada, cerca del 8% sin seguro.

Aparcan en doble y tiple fila, en pasos de peatones, sobre carriles bici, en las aceras, en las puertas de los colegios, y que más da… Mientras paguen.

Una vez más queda demostrado que Madrid, a día de hoy, es una ciudad tomada por los coches y sus dirigentes prefieren que siga siendo así durante algunos años más (mientas quede petróleo…).

Por cierto, este domingo día 20 de febrero hay una bicifestación en la Plaza de Cibeles a las 11 de la mañana para pedir, una vez más, una red ciclista en condiciones en la ciudad de Madrid.