La Policía de Madrid se hincha a poner multas en los senderos de la Casa de Campo

Madrid es una ciudad super-poblada, donde la población y el deporte sigue creciendo, y la bicicleta aún más.

6928
La-Policía-de-Madrid-se-hincha-a-poner-multas-en-los-senderos-de-la-Casa-de-Campo
Imagen reutilizada por la Policía Municipal de Madrid para advertir en redes sociales que no está permitido montar en bicicleta por los senderos de la Casa de Campo de Madrid @Policíademadrid

El viernes te adelantábamos que la Policía Municipal de Madrid iba a comenzar una campaña de conciencición para preservar la regeneración de la Casa de Campo (palabras textuales en la cuenta de Twitter de la Policía madrileña), recordando que las bicicletas solo pueden ir por caminos de más de dos metros de ancho, sin contar cortafuegos, y por vías ciclistas señalizadas.

Esto excluye la mayor parte de la Casa de Campo de Madrid, donde desde hace muchas décadas, los ciclistas, peatones, runners, y otros usuarios, como los propios caballos de la Policía, disfrutan de su infinita red de senderos.

La normativa actual lleva vigente desde hace varios años, pero no ha sido hasta ahora, cuando más espacio necesitan los ciudadanos, que se ha comenzado a aplicar de manera estricta.

Y está claro que la culpa no es del cuerpo de Policía, sino de quien ha dado la orden ahora, en plena pandemia, para enlatar a los ciudadanos en cuatro caminos.

Se debe respetar la norma, pero ahora no es el momento, y menos con excusa que se ha puesto.

Una cosa es concienciar y otra muy distinta multar

Los agentes no se han dedicado a concienciar solo, también se han dedicado a multar, que es bastante diferente.

Tal es el caso que estos se han colocado en senderos a modo de control de carretera, parando a todos los ciclistas de montaña que paseaban por él para multarles.

Y también les han perseguido en moto hasta darles alcance para sancionarles.

La cuantía de las multas son de 60€, quedándose en 30 euros si se hace en pronto pago.

En el caso de que te paren dentro del horario reservado para personas mayores y de riesgo, que entra mañana 8 de Junio en vigor en la Comunidad de Madrid al pasar a la Fase 2, la multa puede ascender a los 600€.

Cuidado q ahora Almeida es ecologista!!

Publiée par Pepe Casado sur Samedi 6 juin 2020

Por un lado está el tema de quien manda en Madrid, y quien da este tipo de órdenes, como las que vivieron sus ciudadanos en las primeras semanas de la desescalada, con todos los parques y jardines cerrados a cal y canto, no dando más espacio para evitar contagios.

Órdenes como la de no ensanchar ninguna acera ni crear carriles bici provisionales para que sus ciudadanos se puedan desplazar en bicicleta o caminando de forma segura.

Órdenes como las que ya hemos visto años atrás, que en vez de regular, educar y señalizar, se optaba por arar con maquinas la Casa de Campo para destrozar no solo los senderos que llevan muchas décadas, sino toda la flora y la fauna que eso supone.

Ahora llegan con la excusa de que es para proteger los ecosistemas, y lo hacen con una imagen como vimos con motos de cross fuera de cualquier carretera, pista, camino o sendero, vamos en pleno campo.

También muchos excusaron el arado de gran parte de la Casa de Campo de Madrid afirmando que era para crear cortafuegos de cara a los meses de verano, cosa que no es cierta, pues muchos arados iban a escasos metros de carreteras y cortafuegos reales que también llevan décadas en este gran parque de Madrid, además de que se utilizan desbrozadoras para quitar hierbas secas.

Estos arados deterioran la casa de Campo, cualquier animal, planta y ecosistema más que mil billones de bicicletas pasando por un sendero. Puedes ver imágenes desde este enlace.

¿Que ecosistema deteriora un ciclista pasando por un sendero?

Ninguno. No le des más vueltas al tema por que no lo tiene.

El terreno de la casa de campo se puede deteriorar por infinidad de acciones, pero no son las bicicletas los causantes de este deterioro, sino la dejadez de las autoridades competentes de únicamente prohibir.

Los senderos van a seguir estando ahí, ya que corredores y senderistas seguirán pasando por ellos, así que la excusa es sin duda una especie de broma.

Problemas con paseantes y senderistas

Como ocurre en muchas partes del mundo, siempre surgen pequeños problemas entre los ciclistas, ya sean de carretera o de montaña, y las personas que van a pie, al igual que existen entre conductores y ciclistas en la carretera.

Este problema no se soluciona prohibiendo circular por determinados lugares a unos u otros, sino creando vías específicas para cada grupo social.

En algunos sitios se podrá hacer y en otros no, en este caso, solo queda el educar, concienciar y respetar las normas, que deberían estar muy claras para evitar que surjan problemas en las vías compartidas, sancionando al que no las respete.

Siendo la Casa de Campo tan extensa, y con esa infinita red de senderos, solo hace falta ganas por parte de la administración, ya no solo de señalizar recorridos ciclistas donde se incluyan senderos, pistas, carriles bici y carreteras, sino crear caminos por profesionales, y sobre todo ciclistas experimentados, con el fin de hacerlos atractivos para que estos canalicen la mayor parte de ciclistas posibles por estás vías, dejando otras para otros usos.

Las sendas van a seguir existiendo, y los ciclistas, cada vez van a ser más.

En este vídeo grabado ayer mismo se puede ver el problema que está generando que los ciclistas no tengan el espacio suficiente por cerrar los senderos.

Lo que se ve a la izquierda es un carril bici, lo de la derecha una de las vías abiertas al tráfico motorizado, que esa es otra. ¿Cuando se cerrará al tráfico a motor definitivamente?.

También se han encontrado trampas estos días con el fin de que los ciclistas no puedan pasar por determinados caminos, colocando ramas y troncos atravesados.

Es así de sencillo. Madrid es una ciudad super-poblada, donde la población y el deporte sigue creciendo, y la bicicleta aún más.

Las medidas no deberían ser prohibir, sino regular y crear los lugares para cada actividad como se hace en todo el mundo.

Pero esto, más que una campaña de concienciación, parece una persecución al ciclista madrileño recetario en mano.