La maratón de La Vuelta: Lluvia, 5 puertos y 4.400 metros de desnivel positivo

Con un camino tan largo, seguro que estará lleno de sorpresas.

121
La-maraton-de-La-Vuelta-Lluvia-5-puertos-y-4.400-metros-de-desnivel-positivo
Hoy llega la etapa más larga de esta Vuelta Ciclista a España 2020 donde se espera mal tiempo y muchas sorpresas.

Ayer se quemó uno de los cuatro últimos cartuchos de esta Vuelta Ciclista a España 2020. Quedan tres, y las cosas están aún más igualadas entre los primeros de la general que durante la primera semana de carrera.

Hoy toca maratón, y de las buenas. De esas que algún ciclista preferiría no tomar la salida, menos aún cuando las previsiones meteorológicas comienzan a complicarse por momentos.

Se espera lluvia, y esta irá aumentando con el pasar de las horas y los días. Hoy no será el peor de todos, pero las temperaturas comienzan a descender, y la lluvia a hacer acto de presencia, una combinación que a los ciclistas no les suele gustar mucho.

Hoy 230,8 kilómetros entre Mos, Galicia, y Puebla de Sanabria ya en la provincia de Zamora, con cinco puertos de tercera categoría partiendo prácticamente desde el nivel del mar y llegando a los 1.310 metros del Alto de Padornelo, ultima cota puntuable con casi 7 kilómetros de longitud y una pendiente media cercana al 4%.

Tras este último asenso del día, a los ciclistas aún les quedarán la bajada del mismo y algunos kilómetros llanos, unos 20, hasta llegar a Puebla de Sanabría.

¿Se lo jugarán todo a una carta?

Ayer se esperaban grandes escapadas y alguna sorpresa de los favoritos, incluido el equipo Movistar Team, pero finalmente hubo «tregua».

Parece que los equipos se lo van a jugar todo a una carta, o mejor dicho a un disparo, y esto puede traer consecuencias, pues la dureza del terreno, la lluvia, el frío, el cansancio acumulado y las sorpresa del camino, pueden dar al traste con la planificación de toda una Vuelta.

Sabemos que el Movistar va a probar desde lejos, pero como ya te contamos en «El ganador de la Vuelta Ciclista 2020«, de nada o poco sirve atacar a tres kilómetros de meta, pues la renta que se puede sacar de una tajada es bien poco.

Hoy por suerte, si se le puede llamar así, la etapa no termina en alto. Esto significa que habrá que atacar antes de llegar a la cima del último puerto, en el kilómetro 210 de carrera.

Aunque nos gusta tirar para casa, ahora mismo las apuestas apuntan un «fifty-fifty» entre Carapaz y Carthy, seguido de cerca claro está por Roglic.