La manera más sencilla de ponérselo difícil a los ladrones de bicicletas eléctricas

240
como cosntruir un cargador de movil para tu bicicleta
Dinamo casera para cargar dispositivos electrónicos con una bicicleta - Archivo: @ADDYOLOGY

Los robos de bicicletas están a la orden del día, más aún si son de alta gama o bicis eléctricas, sobre todo si son nuevas.

No son pocos los robos en tiendas de ciclismo que se han vivido en los últimos meses, la mayoría centrados en E-bikes.

Este tipo de robos, bien premeditados y estudiados, son difíciles de evitar.

Los ladrones son capaces de inutilizar y evitar los sistemas de seguridad como alarmas, cámaras de vídeo o grandes rejas, candados y cerraduras.

Pero hay otros pequeños detalles, que aunque no eviten el robo, si dificulta mucho la tarea posterior a los ladrones cuando intentan colocar las bicicletas en el «mercado».

Guardar los cargadores y las baterías en otro lugar distinto al de la bicicleta

Una bicicleta eléctrica sin batería es prácticamente inútil. Si además no tiene cargador, más aún.

Seguro que te preguntarás, ¿pero la van a robar igualmente?. Sí, es cierto, pero si se guardan las baterías y los cargadores en otro local o en casa, se la llevarán sin ellos.

Tarde o temprano alguien acudirá a una tienda u otra en busca de una marca y modelo de batería o cargador idéntico al de aquella bicicleta que robaron hace meses.

No vender cargadores en las tiendas online

La manera más sencilla de conseguir que, quien robe o compre en el mercado negro una bicicleta eléctrica, acuda a una tienda física en busca de un cargador, es retirar de las páginas web o tiendas online la venta de los mismos.

De esta forma, todo el mundo estaría obligado a comprarlo físicamente siendo más sencillo localizar al cliente y ver si es para una bicicleta comprada o robada.

También nos consta, que muchas tiendas de bicicletas que han sufrido este tipo de robos, han pedido colaboración a otros comercios para que les avisen si alguien acude a ellos o llama por teléfono preguntando por un cargador determinado.

Si esto sucede, basta con ponerlo en conocimiento de las autoridades para que ellos investiguen si tirando del hilo aparece alguna de las bicicletas sustraídas.

En casa más o menos sucede igual, siempre es mejor cargar la bicicleta en el lugar que nos sea más cómodo, y una vez cargada, guardar el cargador en otro lugar del domicilio para que en caso de robo no se lleven todo el kit.