La impresionante campaña publicitaria en Times Square de Cannondale

223
La impresionante campaña publicitaria en Times Square de Cannondale
Una inmensa pantalla en uno de los emblemáticos edificios de Times Squeare con la nueva campaña publicitaria de Cannondale.

El momento dulce (amargo para otros) del mundo de la bicicleta en todo el mundo, nos esta llevando a ver imágenes y situaciones que no podíamos llegar a imaginar hace unos pocos meses.

Este nuevo boom de la bicicleta no solo ha llegado al sector deportivo, recreacional o competitivo.

El grueso de los nuevos ciclistas y usuarios de bicicletas no están en las carreteras o la montaña, y aunque también ha aumentado el número de estos, donde las marcas han encontrado un nuevo nicho aprovechando la evolución de las bicicletas eléctricas, es en las grandes ciudades.

Invertir allí donde hay mas clientes potenciales

Pese a que pueda parecer que no habiendo stock de bicicletas y componentes ciclistas las grandes marcas tienen ya así todo «el pescado vendido», las expectativas es que el mercado siga creciendo (a la par que los precios), y que cada vez más ciudades cambien el uso del coche privado por el de la bicicleta o el patinete eléctrico.

La mayor parte de la población del primer mundo vive dentro de una gran ciudad, la contaminación, la falta de espacio, los accidentes y el encarecimiento del transporte privado con la llegada también de los coches eléctricos, hace que muchas personas comiencen a plantearse subirse a una bicicleta para sus desplazamientos diarios.

Cannondale apuesta por Londres, Nueva York, Berlín o San Francisco

Por el momento estas son las ciudades que la marca american de bicicletas Cannondale ha puesto en la lista donde invertir grandes cantidades de dinero en publicidad.

Y no hablamos de paradas de autobuses o posters en las tiendas de bicicletas.

En los últimos días se han podido ver inmensas pancartas de varios metros de altura e incluso pantallas en la famosa Times Squeare de Nueva York.

Sea como fuere, las bicicletas llegan a la ciudad y no tardarán mucho en ocupar todas sus calles.

Quien esté preparado sabrá llevarse una gran parte del pastel, y para recoger los frutos…