La frikada del día, una caja de cambios manual para bicicletas de cambios electrónicos

Existen personas bastante frikis en cualquier aspecto de la vida.

347
La-frikada-del-dia-una-caja-de-cambios-manual-para-bicicletas-de-cambios-electronicos
Este japones aficionado a las bicicletas y la electrónica, cuenta con varios inventos más que curiosos.

Seguramente seas fan de uno de los dos tipos de caja de cambios en los coches actuales, sin contar claro los vehículos eléctricos.

¿Manual o automático? Aunque en España la tendencia siempre ha sido clara hacia las cajas de cambios manuales en los automóviles, en otros lugares del mundo, conducir sin un coche automático es un suplicio.

Bien, los hay tan manitas y amantes de los cambios manuales (y de las bicicletas), que se las han ingeniado para colocar en el manillar una diminuta caja de cambios manual para activar los cambios electrónicos de la bici.

Con un viejo joystick de PlayStation y algo de ingenio ha creado una caja de cambios manual para bicicletas de cambios electrónicos

Ryoichi Inoue, este japonés aficionado a la electrónica y las bicicletas de carretera, cuenta con varios ingeniosos aparatos para controlar los cambios de una bici.

Su última idea, crear una pequeña caja de cambios manual, similar a la de cualquier coche, con la cual podemos manejar los cambios electrónicos de una bicicleta.

La caja de cambios manual funciona tanto con Shimano Di2 como con SRAM eTap

Utilizando el mecanismo electrónico de un joystick analógico de PlayStation, Ryoichi ha conseguido programarlo para controlar los cambios electrónicos de Shimano y SRAM.

Para cambiar de un piñón a otro, basta con mover la palanca de cambio de un hueco al siguiente.

Pero también podemos cambiar varios piñones de un solo movimiento, o manejar el desviador delantero para subir o bajar el plato.

Este último cambio se realiza moviendo la diminuta palanca de cambio dos veces hacía el mismo hueco.

Alguno ya ha pensado en utilizarlo para las largas sesiones de rodillo en invierno.

Una auténtica frikada para los amantes de los coches manuales y las bicicletas.