¿La envidia de la tija telescópica de Matej Mohoric?

En las declaraciones del jefe de equipo del Groupama-FDJ sobre el uso de la tija telescópica en bicicletas de carretera, parece que no está del todo de acuerdo.

1123
¿La envidia de la tija telescópica de Matej Mohoric?
Esta es la bicicleta modificada (legalmente) que utilizó Matej Mohoric para deshacerse de sus rivales en el descenso final de la Milán-San Remo 2022 (@biciPRO)

En los últimos días se ha hablado más de la tija telescópica para bicicletas de carretera de Matej Mohoric, que desde que Rock Shox o FOX sacasen las suyas propias ya hace algunos años.

Ya hemos visto con todo detalle qué tija utilizó el esloveno para ganar la Milán-San Remo 2022 en el descenso final.

También hemos detallado el estratégico plan que durante meses Mohoric y el Bahrain-Victorious planearon para dicha carrera.

Y es que además de la tija, Mohoric utilizó una bicicleta de carretera especial con unas ruedas con bujes prototipo de la marca Visiontech y discos de freno de gran tamaño.

«Su equipo tiene los medios, pero hay muchos equipos que no tienen o no tendrán los medios para buscar constantemente innovaciones tecnológicas»

Marc Madiot, Groupama-FDJ

El título del artículo, el cual es 100% de opinión (es decir, no es la opinión del señor Iberobike, sino mía propia), viene al caso de las declaraciones del mánager del equipo Groupama-FDJ, Marc Madiot.

Y es que sus palabras en el diario Ouest-France de hace un par de días, no tienen desperdició, y salvo alguna frase, carecen de sentido alguno.

Si comenzamos por la que acabas de leer, se puede oler la envidia a kilómetros.

Cualquier persona, ciclista profesional o amateur, compita o salga a pasear por el parque, hoy en día puede más o menos permitirse montar una tija telescópica en la bicicleta que más le plazca.

Si hablamos de profesionales, sean de primero, segundo o tercer nivel, quienes corren muchos de ellos con bicicletas de más de 10.000 euros, y además tiene otras a su disposición, más la de contrarreloj, y el resto de material, decir que Mohoric tiene más ventaja porque tiene más medios, es sin duda envidia (o no haberse sabido expresar).

La tija de Mohoric, una FOX Transfer SL, la puedes encontrar por unos 400 euros en cualquier tienda online

Si seguimos con la declaraciones de Madiot, otra de las cosas que resaltan en sus palabras es la seguridad.

Parece que no ha escuchado ni mucho menos probado, que utilizar una tija telescópica con el sillín más abajo, es mucho más seguro, sea la bicicleta que sea.

Al nivel profesional, donde se va al límite siempre, con tija pija o sin ella, tener el sillín 7 centímetros más bajo supone un extra de seguridad y no lo que Madiot comenta:

«Soy un jefe de equipo, no me gusta llamar a los padres para decirles ‘su hijo está en el hospital y no sé qué le pasa’.

Ya me ha sucedido antes, y no quiero volver a pasar por ello…

Sólo quiero llamar la atención sobre este tema. Si un ciclista viene y quiere usar la tija telescópica, le diré que sí porque no tengo otra opción.

Todavía no hemos llegado a ese punto, pero si los demás lo hacen, me veré obligado a hacerlo.

Yo también tengo una unidad de «investigación y desarrollo» en el equipo, por supuesto que estoy a favor del progreso, pero estoy a favor de un mínimo de igualdad entre los pequeños y los grandes.

Normalmente, cuando alguien, en cualquier campo de la vida, hace algo fuera de lo común, se le suele criticar.

Incluso en este caso, cuando esa salida de la normalidad tiene como resultado un gran éxito, como es ganar la clásica ciclista de Milán-San Remo, la división es aún mayor, pues surgen las envidias.

Matej Mohoric baja mejor que el 90% de ciclistas del pelotón internacional, al menos baja más rápido (no quiere decir más seguro).

Con o sin tija, iba a arriesgar lo mismo, justo hasta sus límites, como siempre hace.

Pero da la casualidad, que montando un componente para bicicletas ya con solera (y permitido por la UCI desde 2014), unos bujes sin rozamiento experimentales y unos frenos e disco más potentes, pudo no solo bajar más rápido, sino más seguro.

Madiot deja a entender que usar la tija telescópica es más peligroso, que no todos los ciclistas pueden acceder a ella, y que no pertenece al «ADN del ciclismo», lo cual denota envidia, ya que razón poca tiene a mi entender.