Jumbo-Visma: «No podemos controlar todo, pero tenemos una buena situación para el sábado»

85
Jumbo-Visma:
Ahora le toca el turno de atacar a Primoz Roglic en la Vuelta al País Vasco.

El día de ayer, pudimos ver como el Jumbo-Visma perdía su maillot de líder de la Vuelta al País Vasco, hasta ese momento en posesión de Primoz Roglic frente a un ciclista del UAE Team Emirates.

Contra todo pronóstico, el nuevo jefe de la carrera no es Tadej Pogacar, sino su compañero Brandon McNulty, quien tras varios intentos consiguió escaparse con un buen grupo de rodadores que le ayudaron a llegar a la meta con el tiempo suficiente para robarle la general a Roglic.

Se ha hablado bastante, tanto dentro como fuera del pelotón de si el Jumbo-Visma debió haber intentado reducir con más fuerza la distancia que llegó a coger McNulty, o al menos que este no se distanciase tanto para poder conservar el maillot.

«Por supuesto que siempre preferimos tener la camiseta, pero no podemos controlar todo y para nosotros una situación como esta también es muy buena para el gran escenario del sábado»

Grischa Niermann

Grischa Niermann, director deportivo del Jumbo-Visma es optimista pese a lo ocurrido en la jornada de ayer.

Hoy no se esperan cambios en la general, al menos el terreno no es muy adecuado para ello, aunque nunca se sabe.

Pero mañana sábado la cosa cambia mucho, con tres puerto de primera categoría, uno de segunda y tres ascensiones de tercera.

Cierto es que los kilómetros totales no son muchos, 112, pero esto hará que la carrera se lance desde la primera rampa que pisen los ciclistas.

23 segundos es la ventaja de McNulty frente a Roglic, por lo que todo parece indicar el esloveno no debería tener problemas en recuperar el tiempo perdido.

Otra cosa bien distinta será Pogacar, Yates, Valverde y compañía, que aunque más retrasados, tienen terreno para poner contra las cuerdas a Primoz.

Os dejamos el resumen de la cuarta etapa por Dany Procycling: