Inventan un cargador de bicicletas eléctricas sin cables que funciona por inducción

Dentro de muy poco, coches, bicis y patinetes eléctricos no necesitaran cargador y cable para cargarse.

85
Inventan-un-cargador-de-bicicletas-electricas-sin-cables-que-funciona-por-induccion
La empresa Tiler ha presentado recientemente un cargador para bicicletas eléctricas sin cables.

Las baterías de las bicicletas eléctricas están cada vez más cerca de la carga inalámbrica o sin cables con este nuevo cargador por inducción.

Realmente, los cables ya no son necesarios, pero si el contacto directo o físico del cargador con la batería.

El sistema funciona muy similar al de los teléfonos móviles con carga inalámbrica.

Una de las grandes ventajas de este sistema, es que las estaciones de carga se pueden colocar en la vía pública y prácticamente en casi cualquier lugar.

El cargador inalámbrico Tiler para ebikes ya se está probando en algunas ciudades

Tiler, empresa que ha presentado hace tan solo unos días este novedoso sistema de carga de ebikes sin cables en la feria Move, ha recibido la atención de muchos fabricantes de bicicletas.

Aunque el sistema ya es totalmente funcional, aún quedan por limar algunos detalles, sobre todo la implantación en cualquier bici eléctrica.

El sistema se basa en una pequeña plataforma, la cual se puede embutir en el suelo para que queda igual que si fuese una baldosa.

Si esto no fuese posible, también se pueden colocar en superficie, sin necesidad de ningún tipo de obra.

Una pata de cabra hace de contacto con la plataforma de carga situada en el suelo

Como si de una nave espacial repostando se tratase, el ciclista llega a la base de carga, coloca su pata de cabra sobre la misma, y voila, la batería comienza a cargarse por inducción.

Aunque desconocemos por el momento algunos detalles, la base de carga si tiene diversas protecciones.

Recordemos que los principales problemas de las baterías eléctricas, sobre todo en patinetes y bicicletas, suceden mientras estas se cargan.

Es por ello que la estación de carga de Tiler tienen sensores que detectan sobrecargas o sobrecalentamientos, cortando el contacto con la bici si esto sucede.

El sistema, podría exportarse a los coches eléctricos, pero hay muchos más problemas que solventar.