Interbike 2014 – Reflexiones desde el otro lado del charco

105

interbike_2014-1

Si tuviera que definir en una palabra la recién terminada edición del 2014 de la feria para profesionales INTERBIKE, sin duda sería, espectacular. Espectacular en cuanto al tamaño del evento y todo lo que conlleva una feria de estas características, como os podéis imaginar al más puro estilo estadounidense, donde el marketing se une con el ocio a partes iguales para crear un evento lo más atractivo posible. Aunque por otro lado, nos resultó algo deslucida por la falta de novedades por parte de las marcas presentes. Ya que al igual que la feria homónima EUROBIKE aquí tampoco se presentó ninguna novedad. Por lo que parece ser la tónica en las estratégias de marketing de las grandes marcas, prefiriendo hacer sus presentaciones fuera de feria y en un ambiente más particular, sin tener que compartir protagonismo con otros competidores. Este año y como ya viene siendo habitual, también había cierto aire de mercadillo debido a la gran cantidad de ministands de empresas chinas que exponían sus productos. Realmente abundantes y en donde se presentaban tanto productos claramente inspirados en otros ya existentes, como productos de fabricación a granel, como los archiconocidos cuadros de carbono «sin marca» a precios de saldo. Pero claro, esta feria está enfocada al profesional principalmente y a la hora de hacer negocios cualquier propuesta es buena si tiene cabida en el mercado y genera beneficios.

Como antecedentes comentar que la primera edición de esta feria se remonta al año 1982, con lo que podemos hacernos una idea de cómo fueron los arranques en EEUU de este deporte, mientras que en muchos otros países por aquella época todavía se estaba empezando a despertar la afición por las ruedas gordas. Para que os hagáis una rápida idea, en esta última edición de INTERBIKE han estado representadas más de 1400 marcas, destinándose para ellos unos 39.000 metros cuadros donde se han acogido más de 25.000 visitantes, en su mayoría profesionales del sector. Este año la asistencia de público ha estado ligeramente por encima al año pasado, según nos ha comentado la organización. Así mismo, el viernes que era el último día de feria y día abierto al público no profesional, también hubo un incremento de visitantes con respecto al año pasado en un 31%. Por lo que nadie puede dudar a estas alturas que este deporte está mas en auge que nunca.

interbike_2014-1999

De toda la cantidad de metros cuadrados que ocupaba la feria en los salones del Mandalay Bay Convention Center, la mejor representación fue la llevada a cabo por la delegación italiana en su Italian Pavilion, formado por un gran número de stands, representando nada menos que a 37 empresas de este país, todos juntos en la misma zona de la feria, como si fuera una miniferia de productos italianos. En esta zona italiana todos los stands presentaban un cuidado y esmerado aspecto. También llamaba la atención otros stands como el Belgian Hu Is, formado por un grupo de empresas de Bélgica en un solo stand, que trataba de dar a conocer tanto marcas del sector, como una propuesta de turismo activo para atraer a los cicloturistas de otros países y que desde luego también supieron captar la atención, no tanto por su puesta en escena, sino más bien por la cantidad de concursos, espectáculos y hasta una fiesta con barbacoa y piscina incluida en un chalet cercano a la feria alquilado para este propósito.

Como decía, cualquier feria en EEUU lleva consigo una gran partida en marketing y ocio. Pero sin ninguna duda hubo dos firmas que se llevaron la mayor cantidad de visitas. Por un lado el impresionante stand de Sram, el cual captó un gran número de curiosos, algo normal por las dimensiones del stand, todos ellos ávidos por ver y tocar la nueva RS1. Por otro lado, Shimano con un stand pequeño en la parte de exposición donde se agolpaba la gente para ver y tocar su nuevo grupo XTR Di2 electrónico. También disponían de un par de salas en la planta superior dedicadas a ofrecer «clinics» durante toda la semana acerca de sus nuevos productos y su funcionamiento. Fox también ofreció durante la semana varios «clinics», estando muy demandados por los minoristas y profesionales que acudieron a la feria.

interbike_2014-1111110

Como anticipaba al principio del texto, realmente lo que más nos impactó, fue ver una gran cantidad de ministands de China presentando sus productos y que prácticamente agrupaban cuatro conceptos: e-bikes, cuadros de carbono, cuadros de titanio y piezas mecanizadas, como decía, algunas de ellas de clara inspiración a otros productos conocidos, supongo que respetando los registros de patentes. La mayoría de estos stands presentaban una descuidada imagen, con tableros por mesas y cortinas y posters más que amortizados en otras ocasiones. Eso sí, exponían todo un despliegue de sus artículos, con centenares de piezas, aunque realmente solo se veía movimiento en los que ofrecían cuadros baratos de carbono, donde pudimos comprobar como se trataba de cerrar algún acuerdo de suministro. Cosa normal donde todavía muchas marcas -por denominarlas de alguna manera- encargan los cuadros por catálogo y solo ponen las pegatinas. Concretamente en un stand nos comentaron que tienen dos clientes españoles que es justo a lo que se dedican, simplemente colocar la pegatina. Pero seguro que hay más de dos y de tres, aunque eso ya lo sabéis.

interbike_2014-1777

Aun con la ausencia de dos de las grandes del sector como son Trek y Specialized, ya que desde hace años dejaron de venir a esta feria, había otras firmas que no necesitan presentación, como es el caso de Santa Cruz, Juliana, Scott, Giant o Rotor, por citar algunas, que siguen apostando por este tipo de eventos y que allá donde montan stand reciben gran número de visitantes y profesionales. Y no es para menos, los de California tenían un stand de gran tamaño situado en un pasillo central donde estaba representada toda su armada, con un gran despliegue de bicicletas, siempre con gran afluencia de gente. Mientras que Rotor estaban apostados en una esquina, donde presentaban de manera muy interactiva sus productos, pudiendo ver en un simulador las ventajas de sus archiconocidos platos ovalados y donde los responsables de la firma en EEUU en ocasiones no daban abasto para atender a la cantidad de gente que se acercaba a visitar la marca.

interbike_2014-14715

Como no podía ser de otra manera, este año era el año de dos grandes segmentos: las «e-bike» y las «Fat Tires». Entre las «e-bikes» como las llaman los responsables de marketing, pero que no dejan de ser ciclomotores eléctricos, nos encontramos de todo un poco, verdaderas bicis de pedaleo asistido con una gran ingenieria y diseño de por medio, como es el caso de la firma sur coreana Mando Footloose  que presentaba una bici de estética muy acertada y con gran autonomía, aunque de estas e-bikes diseñadas con aspecto futurista había bastantes, pero lo que más abundaban eran bicis a las cuales habían acoplado un motor eléctrico y una batería, que estéticamente no eran nada agraciadas y con soluciones que tampoco dejaban claro qué perseguían. Parecían más la realización de un sueño materializado en unas pocas horas de taller casero que un vehículo destinado a un gran público.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Respecto a las «Fat Tires» o bicis de ruedas gordas en lenguaje cervantino, si hace unos meses se presentaban con fuerza, este tipo de bicis en un principio diseñadas para la práctica en pistas de nieve no compactada, ahora ya claramente su enfoque es «todo uso», mostrando una clara evolución de este segmento, pasando de diseños simples que no iban más allá de un cuadro rígido y las famosas ruedas gordas, hasta las actuales que se presentaban montadas a tope de tecnología. Multitud de propuestas con doble suspensión, incluso había modelos con horquilla invertida como la presentada por la firma 11Nine. Todo un derroche de marketing al que se han apuntado un gran número de marcas y que seguramente sea cuestión de tiempo que se extienda su uso a otros países como el nuestro.

interbike_2014-161

Tampoco se puede dudar que «lo retro vuelve a estar de moda», varias firmas unas mas conocidas que otras presentaron sus creaciones con aires del pasado. Desde calzado, pasando por ropa, hasta bicicletas convencionales y e-bikes. En cuanto a complementos cabe destacar la línea de zapatos de estilo clásico y urbano de Giro, realizados en cuero y con acabados de altísima calidad. En la misma línea también se encontraba el calzado de Mission Workshop. Otras firmas por ejemplo presentaban abundancia de maillots en lana merina también de estilo retro, como De Marchi y también bolsas tipo mensajeros realizadas en lona encerada y cuero, donde Brooks sigue presentando novedades. También había varias firmas que optaron por la estética retro y presentaban bicicletas que daban una vuelta de tuerca a los estilos «cruiser» para proponer diseños mas tipo motocicleta años cuarenta. También había alguna e-bike con este toque retro, muy acertado la verdad. Sin duda éste será otro pequeño segmento que durante los próximos meses las empresas tratarán de rentabilizar y es que lo retro siempre está de moda, al menos en el mercado estadounidense.

La zona demo estuvo muy animada todo el rato, tanto para probar las máquinas tipo enduro, como la zona dedicada a los ciclomotores eléctricos, perdón, quería decir e-bikes. También hubo carreras de ciclocross y otros eventos propios de estas ferias como actuaciones de equilibrio sobre la bici y cosas así, vamos, lo típico en una industria dedicada al ocio.

interbike_2014-1983

Otras curiosidades fueron: el espectacular desayuno de bufete libre ofrecido por la organización a la gente del sector; la fiesta de Canadá a la que nos sumamos nada llegar; la comentada fiesta de Bélgica; la interesante charla desayuno de IMBA USA con la directiva y el fundador al frente; los mencionados «clinics» de Shimano y Fox llenos de gente y la generosidad de alguna marcas con los regalos de promoción, que aquí van más allá de una pegatina, se regalaron camisetas, vasos de cerveza (llenos), mochilas tipo mensajero, etc. Siendo la marca más generosa la alemana ABUS, que regalaba una mochila de mensajero simple pero muy bien terminada, la cual tienen en catálogo. En general, muchos y buenos regalos, sin contar cada buen rato que ofrecía el tomar un cafecito y las «happy hours» de cerveza que había en la mayoría de stands a ciertas horas. Es decir, como no podía ser de otra manera, en el país del marketing saben captar la atención de los asistentes de manera eficaz, que no todo iba a ser andar de arriba a abajo, ¿no?.

Ya entrando en cosas concretas y saliendo de las firmas conocidas y productos convencionales, pues como digo siempre, sobre eso ya escriben el resto de revistas, voy a comentaros algunas cosas interesantes que vi en esta feria:

interbike_2014-17

Stages Cycling , esta firma mediante una patente propia se suma al carro de moda de la telemetría, o mejor dicho de los medidores de potencia. La diferencia de este dispositivo radica en su simplicidad, es pequeño (mide 65x30x10mm y solo pesa 20 gramos) y no se necesita hacer «apaños» para su instalación y su interfaz se maneja a través de un smartphone, aunque también están trabajando en un pequeño display independiente. Su funcionamiento es simple, recoge la fuerza real que se aplica cuando pedaleamos y que se transmite directamente a las bielas, concretamente en la izquierda. Nosotros pudimos comprobar su funcionamiento cuando en una biela hicimos el típico gesto de intentar doblarla y el medidor ya captaba la fuerza real que estábamos aplicando enviándola al teléfono móvil. Este dispositivo estará en breve en España pues los responsables nos comentaron que acababan de cerrar un acuerdo de distribución para nuestro país.

interbike_2014-115

Samurai Su propio nombre ya hace gala de las intenciones de esta bicicleta, que si bien parece estar mas destinada a que acabe en la sala de exposición de un excéntrico y pudiente ciclista, en realidad está fabricada para fluir por las vías de cualquier ciudad. Construida en titanio, de elaborada estética y con un montón de detalles como la correa de distribución que mueve un buje de 5 velocidades, suficientes para una bicicletas destinada a un uso urbano y unas soldaduras perfectas que hacen de esta máquina japonesa todo un alarde de ingenio y estilo. Podrá gustar o no, pero desde luego hay que decir que estudiada está y mucho. Como curiosidad comentar que se han utilizado tres tipos de aleaciones de titanio, «jugando» con las distintas propiedades del material según la parte fabricada. Así mismo los curvados están realizados mediante un proceso llamado Ebikan que prácticamente consiste en hacer el curvado de la estructura y manillar a partir de pequeñas soldaduras en vez de curvar directamente el metal, lo que permite obtener un mayor grado de curvatura así como una mayor resistencia.

interbike_2014-162

Tannus. Basado en un concepto muy simple: si no hay cámara de aire en las ruedas, no se pincha. Así es la solución presentada por esta firma, ruedas macizas, algo razonable. La verdad es que nos sorprendió su ligereza y su montaje no presenta complejidad, o eso es lo que nos publicitaban. Aunque su gama no deja de estar más enfocada a un uso recreacional, pues no creo que a estas ruedas macizas sean del gusto de los ciclistas más exigentes, teniendo que dar un paso más en busca de mejores compuestos para suplir la falta de poder dar la presión deseada. También había otras firmas con productos similares, como la cámara maciza que ya presento el año pasado en esta misma feria la gente de Stop a Flat con la diferencia que está solución va por adentro de la cubierta, es decir, una cámara maciza y que permite seguir utilizando cubiertas convencionales con el siguiente beneficio de poder seguir utilizando nuestras cubiertas favoritas. Pero ésta de Tannus nos llamó la atención porque es toda la rueda la que es maciza. Estad atentos porque esta evolución de cámaras y/o ruedas macizas está costando que arranque pero en cuanto alguna firma asentada apueste por estos sistemas será otro nicho a explotar en los próximos meses o años, ya veréis. De hecho ya hay varias marcas de neumáticos conocidas investigando en este sentido y que en breve presentaran sus creaciones antipinchazos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pinion. Esta firma alemana es algo más conocida y cada vez tiene más adeptos con su solución basada en un conjunto de engranajes alojados en un caja de pedalier especial en un baño de aceite. Este sistema de engranajes ofrece 18 velocidades, su mantenimiento es simple y mejora el centro de gravedad de la bicicleta. Ya vimos algo similar en la pasada edición de Sea Otter Classic. El éxito de estas soluciones está claro que pasará por un apoyo de las marcas punteras, de momento la más interesada es KTM, pues para instalar estos dispositivos hace falta modificar el pedalier, con el consiguiente trastorno de hacer una línea de fabricación expresamente para estas cajas de pedalier. Además el mercado de las transmisiones dominado por Sram y Shimano tiene mucho peso entre los fabricantes y no creo que vean con buenos ojos la intromisión de estas nuevos jugadores. Como ventajas: simple de utilizar, mayor rango de marchas y de fácil mantenimiento. Y como desventajas: peso más elevado que un sistema tradicional y necesidad de cuadros específicos para albergar el sistema. Parece ser que por el momento se están centrando más en promocionarlo para disciplinas como el enduro donde el peso no es tan vital. Estaremos pendientes a ver como va evolucionando estos sistemas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Falco Bicycles. Si ya lo sabemos, es un producto chino, como el 99% de nuestras bicicletas. Pero teníamos que dedicar unas palabras a este derroche de ingeniería. Esta empresa radicada en Hong Kong, relativamente joven, está compuesta por gente afín al sector y con muchos años de experiencia, tal y como nos explicó el responsable del stand cuando vinos su máquina. Los diseños están desarrollados por un ingeniero aeroespacial trabajador de la agencia espacial China. Por lo que no debe presentar más miedos que si fuera diseñadas por un ingeniero alemán. Y la verdad es que las bicis presentaban detalles de alta calidad que nada tiene que envidiar a otras marcas. Esta firma rompe con los esquemas de casi todo lo fabricado en China.

interbike_2014-11

Opus Bike. Firma canadiense localizada en Montreal y que presentaba una amplia colección de bicicletas, teniendo en catálogo hasta 25 modelos, entre carretera, montaña, urbanas y de niños. Todas ellas incorporan las últimas tecnologías y materiales de primera. La estrella del stand sin duda era el modelo Nelson 1.0 en 27,5″. Un modelo enfocado al «all mountain» y que de estética y tecnología iba sobradamente cargado, suponemos que el funcionamiento estará acorde, tendremos que probarla. La verdad es que hay unas cuentas firmas que están presentando dura batalla al triángulo dominador formado por Trek, Specialized y Giant, cogiendo poco a poco más trocito del pastel, lo que es bueno, pues cuando el mercado es dominando por unos pocos y se crea una situación de oligopolio pasa lo que pasa, que manejan el mercado a su antojo, incluyendo tendencias, estándares y precios. Opus Bike también ha cerrado un acuerdo de distribución en España por lo que dentro de poco las veremos por nuestras sendas.

interbike_2014-14574
Sin duda había muchos más productos y curiosidades que nos daría para escribir una enciclopedia, pero no es nuestro objetivo. Solo resaltar que otro stand que hacía parar en seco a los visitantes era el de Thomson, el cual presentaba sus tijas telescópicas y nuevos componentes en aluminio y titanio, además de su prototipo de bici en titanio fabricada nada más y nada menos por Lynskey. La ausencia de firmas españolas era notoria en falta, si bien, además de Rotor, estaba BH y si no recuerdo mal, ninguna más. Echamos en falta a ORBEA que tan buen trabajo está desarrollando en EEUU y alguna que otra marca que podría tener buena entrada en este mercado. Pero parece ser que sigue dando miedo salir del «circulo de comodidad» e intentar abrir nuevos mercados. Pero bueno, supongo que será cuestión de tiempo que se vayan animando a dar el salto a este lado del charco, como por ejemplo y según parece ser va a hacer Canyon empezando a vender en el competitivo mercado norteamericano, esperemos que sea algo más que un rumor.

 

Resumiendo, como decía al comienzo, una feria un tanto deslucida por la ausencia de novedades, aunque con un gran despliegue por parte de las marcas presentes que chocaba con la imagen de mercadillo de fin de semana con tanto ministand Chino que ofrecían productos de dudosa calidad a precios de derribo. Una feria muy americana, con gran ambiente en las demos, stands muy animados y alguna fiesta donde corría la cerveza mientras se hablaba de negocios y mercados.

Ésta ha sido mi visión personal de la feria, sin duda nada que ver con la que presentan otros medios, pero es que como dice el refrán: «cada uno vende la feria como le ha ido».

Puedes ver más fotos en los siguientes enlaces: