Hackean una bicicleta eléctrica en 60 segundos supuestamente imposible de robar. ¿Realidad o ficción?

18
captura: digitaltrends.com

Las bicicletas eléctricas están revolucionando el mundo de la movilidad en las ciudades, cada día más personas se desplazan en bicicleta para ir al trabajo, hacer la compra o cualquier otro recado cotidiano.

Este auge del uso de la bicicleta en las ciudades también ha conllevado un incremento en el número de robos de bicicletas, que es uno de los principales inconvenientes al que se tiene que enfrentar un ciclista urbano cuando deja su bicicleta aparcada.

Ciclobrava 2020

Una de las marcas de bicicletas eléctricas que ha visto un filón en este sector es la empresa holandesa Van Moof, que ha desarrollado varios modelos de ebikes urbanas con un sistema antirrobo y de localización muy avanzado, de hecho es una de sus principales tarjetas de presentación.

Hay varios vídeos que han publicado en redes sociales, en el que se puede ver como recuperan varias de estas bicis de forma «sencilla» tras haber sido robadas..

El sistema antirrobo provoca que en caso de manipulación la bicicleta queda inutilizada bloqueándose.

Este sistema antirrobo tan eficaz de Van Moof, ha sido puesto en entredicho en su modelo Van Moof S2 por una web dedicada a la actualidad tecnológica, llamada digitaltrends.

Esta web ha publicado un artículo acompañado de un vídeo en el que explica de forma sencilla la forma para desactivar este sistema con unas herramientas que no cuestan más de 10€ (destornilladores con cabeza Torx) y en tan solo 60 segundos.

En el vídeo se puede ver a una persona con la cara oculta, que rápidamente saca el sillín de la Van Moof S2, y pocos segundos después soltando unos tornillos saca las baterías y la tarjeta SIM encargada de enviar la localización exacta de la bicicleta.

Según el artículo, que puedes ver en este enlace, la bici no queda inutilizada, no salta la alarma y perfectamente te puedes llevar la bicicleta pedaleando y usarla tranquilamente sin que nada ni nadie te detenga.

La compañía Van Moof no ha sido ajena a este artículo, dado que se ha convertido en viral rápidamente y ataca donde más duele a la compañía holandesa de bicicletas eléctricas, básicamente no les ha hecho ninguna gracia.

La compañía ha analizado el artículo y el vídeo y ha emitido un comunicado al respecto en el que defienden su sistema antirrobo.

Según Van Moof, el vídeo es engañoso, porque la bicicleta está siendo manipulada sin tener activo el sistema de seguridad, porque de ser así según Van Moof, la alarma habría saltado y la bicicleta quedaría inutilizada.

«La información publicada fue profundamente engañosa. Sí, es posible extraer el cartucho inteligente y la tarjeta SIM, pero el «experto en seguridad» no había bloqueado la bicicleta ni activado las alarmas a bordo. «

Es decir que las Vanmoof tienen un modo de «mantenimiento» que permite que la bicicleta sea manipulada sin que salten las alarmas, lo cual tiene bastante lógica.

«Lo que nuestro ‘experto en seguridad’ está demostrando es en realidad una característica de la bicicleta. Cuando la bicicleta está desbloqueada, las alarmas no sonarán y la cerradura no se cerrará. Eso es para que los mecánicos puedan trabajar en la bicicleta sin ensordecerse y quitar la rueda trasera para reemplazar el neumático si es necesario.»

Vanmoof está intentado contactar con el creador del artículo para realizar de nuevo el «experimento» de intentar robar la bicicleta eléctrica, para asegurar que las condiciones son reales y no den lugar a duda.

ABUS Game Changer

Enlace al vídeo.