¡Grande Sagan!

126
peter sagan gana el tour de flandes

peter sagan gana el tour de flandes
Y no solo por lo buen ciclista que eres, sino por demostrar que amas la bicicleta, que disfrutas de este deporte. Si hay que agradecer algo al corredor eslovaco es el quitarle esa seriedad que rodea al deporte de élite, ese deporte de entrevistas encorsetadas y de celebraciones previsibles. Sagan ha conseguido conectar con gran parte del público por su forma de ser, no sólo por sus victorias o por sus hazañas, sino también por sonreír siempre o dar espectáculo sin menospreciar a ningún rival.

«Ojalá hubiera algunos ciclistas más con el carácter del corredor centroeuropeo»

Que los ciclistas van siempre depilados, pues él corre con las piernas llenas de pelos; que te escapas y te atrapa el pelotón, pues hago un caballito mientras me atrapan. Detalles como esos hacen que haya gente que se fije algo más en este deporte que siempre se ha asociado a las largas siestas de verano.

Todos tenemos nuestros héroes ciclistas, sobre todo los que recordamos cuando éramos niños y empezábamos a dar pedales. Ángel Arroyo, Álvaro Pino, “Perico” Delgado, Marco Pantani, Miguel Indurain, etc. Pues bien, los niños de esta época ya tienen a otro héroe y se llama Peter Sagan. La verdad es que es un buen ejemplo de lo que es disfrutar de la bicicleta, incluso quedando segundo -que pasa muchas veces- siempre es fácil verle sonreír, felicitar al que ha ganado y ver en la siguiente carrera, cómo intenta subsanar los errores que no le permitieron ganar la vez anterior.

podium tour de flandes 2016

Ojalá hubiera algunos ciclistas más con el carácter del corredor centroeuropeo, ciclistas que, después de ganar un mundial, se bajan de la bici a saludar a todos los compañeros que están acabando la prueba en la misma línea de meta; que rompen con los patrones preestablecidos.

peter sagan saludando a sus rivales en el campeonato del mundo 2015

Probablemente Sagan sea el ejemplo del ciclista del futuro, en un mundo movido casi exclusivamente por el rendimiento económico que pueda generar cualquier deportista, el eslovaco parece un buen escaparate para cualquier marca. La gente habla de él, aunque no sea un fiel seguidor del ciclismo. Algo parecido hizo el Orica Green Edge en su día elaborando divertidos videoclips o grabando dentro de los coches del equipo el transcurso de una etapa y las distintas reacciones de los ocupantes del coche.

Sagan seguro que quedará en la memoria de todo aquel que lo vea correr, y no sólo por ganar, desde mi humilde punto de vista creo que quedará en el disco duro de muchos aficionados por ser una persona que disfruta de la bicicleta, por divertirse dando pedales.