Frenos electrónicos sin cables ¿el futuro de la bicicleta?

31
frenos sin cables para bicicletas
Imagen: Angelika Klein/Saarland University

Bicicletas electricas, frenos de disco, cambios electrónicos, Smart Bikes, el mundo de la bicicleta está viviendo un momento muy dulce gracias entre otras cosas gracias a los nuevos desarrollos tecnológicos que se están llevando a cabo y que posibilitan la implementación de revolucionarios conceptos tanto en materia de componentes como en la creación de nuevas bicicletas cada vez más sofisticadas.

La electrónica se está imponiendo, al igual que en los coches, las bicicletas cada vez incorporan más componentes electrónicos, esto obliga a una constante inversión en formación en los talleres de bicicletas, el mecánico ya no solo se mancha de grasa y utiliza toscas herramientas de apriete, ahora también tiene que saber sincronizar cambios electrónicos, conocer ciertos fallos en los sistemas y hacer conexiones mediante cableado interno hasta la batería que se aloja en las bicicletas, pero esto no hecho nada más que empezar, la electrónica ha llegado a las bicicletas para quedarse.

Ciclobrava 2020

Viendo la evolución que está siguiendo el sector de la  bicicleta, nosotros tenemos claro que el futuro viene por ir prescindiendo paulatinamente de cables tanto por fuera como por dentro de la bicicleta.

«ha llegado el momento de que el freno inalámbrico para bicicletas llegue al mercado. «

La electrónica llegó a los cambios de forma exitosa a las bicicletas de la mano de Shimano con el cambio electrónico DI2, SRAM subió la apuesta con un versión inalámbrica el Sram red etap y FSA con un sistema semi-inalámbrica con el FSA k-force we, entonces ¿qué será lo siguiente, frenos electrónicos inalámbricos para bicicletas?

Aunque no lo parezca y es más que probable que no hayas oído hablar de ello, los frenos electrónicos sin cables para bicicletas no es algo realmente novedoso, este sistema ya lleva algún tiempo pululando por la cabezas pensantes encargadas de ofrecer nuevos campos de desarrollo para la industria de la bicicleta.

En 2011 Holger Hermanns que es profesor titular de ciencias de la computación en la Universidad de Saarland en Alemania, desarrolló el primer freno electrónico inalámbrico del mundo.

Este sistema de freno inalambrico para bicicletas fue un prototipo totalmente funcional, realmente con este sistema se pretendía estudiar la implementación de la tecnología inalámbrica en sistemas más complejos como pueden ser el sector de la aeronáutica, pero en lugar de probarlo en un avión que es más costoso y peligroso, pensaron que una bicicleta podría servir como primer prototipo.

El freno inalámbrico del profesor Holger Hermanns creó un gran revuelo y publicaron en aquel entonces muchos artículos y reportajes en webs y revistas del sector de la bicicleta hablando de este sistema. El dato que más se remarcó en aquel momento fue que estos frenos tienen un margen de error del 0,0000000000003% 

El sistema no se basaba en una palanca de freno, sino en un sensor de presión situado directamente en el manillar, al presionarlo enviaba una señal al receptor que se encuentra en la horquilla de la bicicleta y acciona el sistema de frenado.

Cuanto más fuerte se presiona el sensor más fuerza realiza el sistema de frenado, con lo que se consigue una frenada progresiva y segura. 

Nosotros nos hemos puesto en contacto con el profesor Holger Hermanns para preguntarle si sigue trabajando en este sistema de freno inalambrico para bicicletas, al parecer más bien se dedica ha realizar las veces de consultor para otros, es decir para empresas que quieren implementar este sistema. 

El sistema de frenos electrónicos  inalámbricos para bicicletas pese a que creó mucha expectación en su momento,  es posible que naciera demasiado pronto según profesor Holger Hermanns “Después de unos años de silencio, parece que ha llegado el momento de que el freno inalámbrico para bicicletas llegue al mercado. Nosotros mismos estamos hablando con algunos fabricantes de componentes a este respecto.”

Estas palabras del profesor Holger Hermanns nos reafirma en nuestra convicción de que el futuro de la bicicleta vendrá de la mano de un sistema completo sin cables y no de poner más piñones y menos platos.

Está claro que desde 2011 la tecnología ha evolucionado bastante, consiguiendo reducir tamaños, incrementando autonomías y prestaciones, según  Holger Hermann  “nuestro diseño en 2011 fue solo una prueba de concepto,se  puede hacer mejor con la tecnología actual.” 

Esta mejora en el mundo de la tecnología wireless y de los componentes electrónicos augura que en un futuro no muy lejano veremos implementado un sistema de frenos inalámbrico para bicicletasTécnicamente no será como el nuestro, sino más refinado. Aún así, será un freno sin cables con las mismas características que el nuestro. Seguramente la base para diferentes productos futuros.”

ABUS Game Changer

Ahora la pregunta no es si sacarán al mercado un sistema de frenos inalámbricos para bicicletas, sino quién será el primero en comercializar el sistema que ideó el profesor  Holger Hermann en 2011.