Fractura de Clavícula: Una de las lesiones típicas del ciclismo.

Probablemente la fractura de clavícula sea la lesión que más ciclistas aparta de la ruta durante la temporada aunque también se trate de una lesión “agradecida” ya que suele curar bien y sin secuelas salvo las estéticas y las metereológicas, es decir, la capacidad que tiene todo ciclista que ha sufrido una fractura de clavícula de predecir el tiempo en los próximos días…hecho que la ciencia todavía no ha sabido explicar
La clavícula es un hueso de los denominados largos que se sitúa entre el acromion, denominándose así a una de las partes de la escápula y el esternón. Tiene forma de S con una doble curva y actúa a modo de “viga” manteniendo la distancia de separación entre el hombro y el centro del tórax, estabilizando esta región y oponiéndose a las fuerzas de compresión que realizan los músculos pectorales fundamentalmente.

clavicula

En la superficie de la clavícula se insertan parte de los músculos esternecleidomastoideos, parte del deltoides y del pectoral. Es por la fuerza que ejercen estos músculos hacia arriba por un lado y hacia abajo y afuera por otro las que determinan el desplazamiento que se produce de la clavícula en caso de fractura, ya sabéis un fragmento de hueso sube y otro baja.

Toda esta articulación descrita se denomina cintura escapular.

MECANISMO DE PRODUCCIÓN; PATOGENIA

La fractura es consecuencia de un traumatismo indirecto habitualmente por caída con el brazo en extensión o lo más frecuente por traumatismos directos por caídas sobre el hombro, pudiendo existir lesiones asociadas. Es una patología típica de niños y jóvenes y dentro del deporte típica de los deportes de dos ruedas.

CLÍNICA:

Dolor local con deformidad de la zona y el llamado signo de la tecla. Es típico llevarse la mano contraria a sujetarse el brazo afecto ya que al romperse la clavícula el peso de la extremidad superior hace que arrastre a todo el bloque.

Podremos observar un acortamiento de la distancia del hombro al centro del pecho con anteriorización del hombro respecto al lado sano

Si palpamos la zona observaremos edema  local con deformidad de la zona observando con el tacto los fragmentos y el desplazamiento de estos si los movilizamos.

Podremos encontrar otros hallazgos aunque habitualmente están en relación con fracturas de clavícula complicadas y complejas

rotura_clavicula

DIAGNÓSTICO.

La patología en cuestión tiene fácil diagnostico con lo descrito aunque se hace imprescindible la valoración radiológica a fin de detectar lesiones asociadas y averiguar que tipo de fractura tenemos.

El 80% de las fracturas afectan al tercio medio con una incidencia del 15% con asociación del tercio distal y tan solo un 5% con asociación de tercio proximal.

Podemos hallar además en radiología fracturas asociadas sobre todo de primera costilla, fracturas de cuerpo de escápula o luxaciones acromioclaviculares asociadas.

clavicula

Se observa fractura conminuta de tercio distal de clavícula y escápula

clavicula

En Tomografía con reconstrucción se observa la misma fractura asociada a escápula y primera costilla

TRATAMIENTO:

Observaremos dos escalas de tratamiento:

Inmediato. En el lugar del accidente debemos proceder a la inmovilización de la zona pudiendo utilizar un vendaje en cabestrillo para tal fin. En este caso se trata de evitar los movimientos de la cintura escapular y de la extremidad superior afecta con el fin fundamentalmente de reducir el dolor. No está indicado en un primer momento dar nada por boca, ni líquidos ni alimento ni medicación hasta su valoración, ya que si la lesión fuese susceptible de tratamiento quirúrgico, este se retrasaría por no estar el paciente en ayunas.

Tras la valoración Radiológica y el diagnostico definitivo se establecen varias líneas de tratamiento.

TRATAMIENTO CONSERVADOR

El primer caso podemos optar con tratamiento conservador que consiste en inmovilizar la fractura con un VENDAJE EN OCHO. Este persigue la inmovilización de la zona con la perfecta reducción de la fractura. Se trata de mantener el foco de fractura en la posición más fisiológica posible dejando libre el hombro y el brazo. El inconveniente de este tipo de tratamiento es lo molesto de su puesta que en ocasiones obliga a realizar anestesia local del foco de fractura y la compresión que puede realizar a nivel axilar por lo que debe ser reevaluado frecuentemente.

397821_499392903456499_39381371_n

También podemos optar por un yeso toraco-braquial corto donde se realiza un vendaje de la zona torácica y el brazo con yeso que posteriormente moldearemos para llevar a la clavícula a la posición deseada. Esta técnica no es de uso habitual y mucho menos en deportistas.

Si el ciclista estuviese encamado por otras lesiones asociadas no es necesaria inmovilización alguna. Tan solo nos bastará con colocar una almohada de consistencia dura entre las dos escápulas para que por elevación el brazo y hombro dañado caigan hacia atrás y coloquen solos la clavícula.

TRATAMIENTO QUIRURGICO:

No es habitual en medicina el tratamiento quirúrgico de esta lesión aunque si que es muy frecuente en alto rendimiento. Las indicaciones generales para el tratamiento quirúrgico de estas fracturas son:

– Fracturas abiertas con exposición de hueso al exterior por rotura de la piel.

– Fractura conminuta es decir con  varios fragmentos dispersos y separación de los mismos

– Fracaso en obtener una reducción aceptable en casos de fractura con gran separación de los fragmentos.

– Compromiso de los vasos sanguíneos de la zona o rotura de arteria subclavia.

– Compromiso de los nervios de la zona.

– Asociación a la fractura del extremo distal de lesión grave de los ligamentos coraco-braquiales y acromio claviculares. Esto origina habitualmente un ascenso acentuado del fragmento fracturado y es la causa más frecuente de indicación quirúrgica en este tipo de fractura

– Fractura en hueso patológico, para fundamentalmente estudio de la misma mediante biopsia.

También podemos optar por un yeso toraco-braquial corto donde se realiza un vendaje de la zona torácica y el brazo con yeso que posteriormente moldearemos para llevar a la clavícula a la posición deseada. Esta técnica no es de uso habitual y mucho menos en deportistas.

Si el ciclista estuviese encamado por otras lesiones asociadas no es necesaria inmovilización alguna. Tan solo nos bastará con colocar una almohada de consistencia dura entre las dos escápulas para que por elevación el brazo y hombro dañado caigan hacia atrás y coloquen solos la clavícula.

Radiografía de Intervención quirúrgica mediante placa y tornillos, con visualización de grapas en piel y testigo del cabestrillo (Rx post quirúrgica inmediata)

clavicula

Rx evolucionada con gran resultado final

En deporte se utiliza mucho mas el procedimiento quirúrgico por la premura de los resultados y la actividad competitiva ya que este procedimiento si no presenta complicaciones puede conllevar la vuelta a la bicicleta al menos al rodillo en pocos días acusando muy poco el deportista la inactividad.

Quedamos a vuestra disposición para cualquier duda referente a este artículo. Un saludo

Por César Canales Hortelano