Expedición BAIKAL, solo en el hielo

72
Expedicion Baikal

De hacer el camino de Santiago a sus 16 años, Juan Menéndez Granados pasó a realizar una magnífica aventura atravesando el lago Baikal (en la región Sur de Siberia) en bicicleta y solo, convirtiéndose además en la primera expedición en hacerlo con autonomía total, sin haber realizado ninguna parada en lugares habitados para comer o dormir.

Juan Menendez nos presenta su aventura en este libro repleto de fotografías permitiendo así que nos hagamos una fiel idea de la experiencia vivida. Desde la propia preparación, el equipamiento, su aclimatación en Irkutsk, Listvyanka – donde Juan dio sus primeras pedaladas sobre el lago, algo que nunca olvidará, según nos cuenta en su libro – hasta el comienzo de la travesía, con la gran nevada tras la salida de Kultuk.

Ciclobrava 2020

Hasta la zona central el lago, las fotografías nos muestran la bicicleta y la tienda semicubiertas de nieve, y sendas por las que el pedalear era prácticamente imposible. No fue un tramo fácil.

artico1

Tras la primera parte del lago, Juan pudo pedalear sobre el hielo. Y fotografiar las crestas de compresión, las roturas…, y la llegada a la isla Olkhon (mitad del lago).

Nos cuenta en este capítulo cómo superó una gran tormenta y los efectos de la congelación tanto en él mismo como en la bici o el material. A través de una secuencia de fotografías también podemos ver cómo construía muros de hielo para proteger la tienda en cada acampada.

Soledad, angustia, motivación… En el libro se incluye un cuadro de análisis de la situación en cada etapa: el estado de la nieve, las condiciones meteorológicas, la comida, el estado anímico del protagonista. De esta forma nos va enseñando en qué condiciones se encontraba en cada punto de la aventura.

artico3

A parte de todas las dificultades que planteaba la expedición, hay que tener en cuenta el añadido de tener que grabar y fotografiar en solitario.

Leído el libro, hay que agradecer al autor el esfuerzo, pues ahora podemos disfrutar de un gran documento de la travesía en bici y en solitario sobre uno de los lagos más bellos del planeta.

“La soledad acentúa más todas las dificultades” (Juan Menéndez Granados)

Entrevista a Juan Menéndez Granados:

:: Aunque en el libro dejas constancia de las sensaciones de cada una de las etapas… ¿Con qué sensación te quedas de aquellos momentos en los que transitas sobre un enorme lago de más de 1600 metros de profundidad?

La sensación de pedalear sobre hielo es impresionante. Saber que tras unos centímetros tienes el «vacío» de agua (además, en el lago más profundo de la Tierra)  es indescriptible. Los sonidos que produce tampoco te dejan indiferente. Siempre pasan cosas, y a veces incluso puedes ver el fondo. Me encontré con muy poca gente (sólo algunos pescadores locales) durante los 19 días, y tuve condiciones difíciles. Ha sido una experiencia impresionante, que me ha marcado.

:: En la primera etapa sufriste las consecuencias de la gran nevada, y en la parte central del lago te tuvo en jaque una gran tormenta. ¿En qué momentos disfrutaste de verdad sobre la bici? ¿En qué momentos de la travesía pensaste que realmente estabas disfrutando de algo único?
Sí es cierto que hubo momentos muy difíciles, pero también tuve buenos momentos, como la llegada, o cuando las condiciones eran buenas y podía pedalear normal. A veces estás viviendo algo único y no te das mucha cuenta. Es después, con el tiempo, el que te tiene que mostrar la autenticidad de la situación que has vivido.

:: De todas las fotos que has realizado, cuéntanos: ¿Cuál fue la más difícil de hacer? y ¿Cuál la que más significado tiene para ti?

Fueron muy difíciles de sacar en especial las fotos que salgo en bicicleta. Recuerdo a los  lectores que iba completamente en solitario, y por lo tanto, tenía que hacerme las fotos con trípode y disparadores automáticos. Es posible que las que más significado tengan para mí son las fotos de la llegada, pero también hay alguna pedaleando que no dejan de emocionarme.

:: En los momentos más duros, aquellos en los que tenías síntomas de congelación o cuando se te rompió la varilla de la tienda… ¿Qué es lo que te dio fuerzas para continuar?

No sé responderlo de una manera exacta. Lo más aproximado que puedo decir es que si  hubiera tirado la toalla, no hubiera durado mucho. Estos entornos no son tolerantes. Si abandonas, estás acabado. Y eso es lo que piensas cuando estás sobre el filo de la navaja. Hay momentos realmente críticos, y tienes que estar mentalmente muy preparado.

:: Después de esta dura aventura, ¿qué otros retos te planteas? ¿O qué nuevas aventuras has llevado a cabo desde su final?
Después de la travesía del lago Baikal he pedaleado por Tanzania, por el macizo de Los Pamires (en Tayikistán, Asia Central), en Groenlandia, en una expedición realmente complicada. Ahora estoy metido en algo realmente gordo, pero todavía no puedo decir nada.

(Ya sabemos cual es su última aventura…Viaje al Polo Sur en solitario en bicicleta. ¡Mucha suerte Juan!)

Título: Expedición Baikal, solo en el hielo.
Autor: Juan Menéndez Granados.
Idioma: Español / Inglés.
Autoedición. 1ª edición.
Lanzamiento: Diciembre 2010.
Precio: 18,95 €

Más información en www.juanmenendezgranados.com

ABUS Game Changer

Síguele en facebook y en twitter