España en bici: cicloturismo de alforjas, sosegado, poético y sensual

Si estás deseando realizar ese viaje en bici que llevas tiempo planeando pero no te has atrevido aún o no has encontrado el momento, deberías seguir leyendo.

483
España en bici: cicloturismo de alforjas, sosegado, poético y sensual
Viajar en bicicleta con alforjas o sin ellas es una experiencia que cualquier persona debería probar alguna vez en su vida, y no solo los ciclistas.

Viajar en bicicleta es una de esas cosas que, no solo todo ciclista debería hacer alguna vez en su vida, sino toda persona tendría que probar.

Y para ello no hace falta irse muy lejos ni ser un Indurain de los pedales. Todo depende del tiempo que dispongamos y de las ganas que tengamos de descubrir mundo.

Pero España es sin duda un mundo en sí mismo, donde cada rincón es diferente al otro y siempre hay uno más bonito y llamativo que ver.

La bicicleta nos permite ir a nuestro ritmo, detenernos en cualquier momento, quedarnos donde más nos plazca y poder disfrutar de todo aquello que nos llame la atención o nos llene.

Viajar con alforjas además te da una libertad extra

Viajar en bicicleta con alforjas te permitirá llevar todo lo necesario para disfrutar del camino: tu propia comida, tu bebida, la ropa necesaria e incluso tu casa a cuestas.

Una sencilla tienda de campaña puede pesar algo más de un kilogramo de peso, suponiendo que no somos de los que nos gusta dormir al raso bajo las estrellas.

Todo depende de la época del año y la latitud donde nos encontremos, pero también cabe la posibilidad de viajar de albergue en albergue, o de hotel en hotel si necesitas algo más de comodidad.

Lo principal es el camino, y eso lo realizaremos sobre la bicicleta

Uno de los libros que nos muestra el camino para disfrutar de los viajes en bicicleta es «España en bici, Cicloturismo de alforjas, sosegado, poético y sensual».

Con el podremos saborear algo de esta forma de vivir la vida y viajar en bicicleta.

Si estás deseando realizar ese viaje en bici que llevas tiempo planeando pero no te has atrevido aún o no has encontrado el momento, deberías echarle un ojo.

Si además necesitas convencer a algún amigo o familiar para que te acompañe en tu aventura, es el regalo perfecto para que te de el «sí» y pongáis fecha de partida.

El lugar elegido es lo de menos, pues como decimos, tomes la dirección que tomes, los caminos y los paisajes de España no te defraudarán.

Si quieres leer algo más sobre este estupendo libro puedes hacerlo desde aquí.