«Es que los ciclistas no respetan los semáforos ni los pasos de peatones»

265
No se trata de quien o quien no se salta los semáforos, pues siendo conductor o ciclista, eso va implícito en cada persona independientemente del vehículo que maneje. Pero los coches matan, y las bicicletas difícilmente.

No, no son los ciclistas los que no respetan los semáforos, las señales de tráfico o circulan por la acera como pollo sin cabeza.

Quienes hacen esas cosas son personas a las que les importas tú y la sociedad en general, un comino.

Quedando claro este punto, cabe recalcar que los ciclistas sí respetan las normas.

Las personas maleducadas, antisociales y añade lo que desees, son las que no lo hacen.

Si un ciclista se salta un semáforo, tiene todas las posibilidades de ser atropellado. Si lo hace un conductor, tiene las posibilidades de atropellar a alguien, esa es la cuestión

Y no, no estamos haciendo un «greenwashing» de los ciclista que no respetan las normas.

En Iberobike siempre hemos criticado estas acciones y otras de ciclistas incívicos, y en los que respecta a nosotros, que también somos ciclistas, intentamos siempre cumplir las normas y ser respetuosos.

Pero hay algo en las personas que critican a los ciclistas (por que hay muchos, demasiados) que se saltan los semáforos y no cumplen otras normativas de circulación, que no llegan a comprender.

Los ciclistas y las bicicletas, salvo casos muy raros y aislados, no matan, y rara vez lesionan si sufren un accidente por imprudencia suya.

Si un ciclista choca con un coche, como mucho, puede abollarlo. Si un coche choca con un ciclista, como mínimo lo envía al hospital

Y por número de ellos (ciclistas vs conductores), y viendo cualquier calle de cualquier ciudad, muchos conductores no respetan muchas de las normas de tráfico, y la gran mayoría no respeta los semáforos.

Conductores a más velocidad de la permitida en la vía, con el móvil en la mano, la música a todo trapo, tocando el pito continuamente, y como no, saltándose los semáforos.

Por si no lo sabías, seas conductor o no, cuando un semáforo se pone en ámbar, no hay que acelerar para cruzarlo antes de que cambio a rojo. Hay que frenar y esperar a que se ponga en verde.

Como ves, no hace falta saltarse un semáforo en rojo a gran velocidad para quitarnos la culpa de encima. La gran mayoría nos saltamos los semáforos (en ambar), y muchos en rojo.

No se trata de quitar culpa a los ciclistas que no respetan las normas, se trata de poner el punto de mira y hacer hincapié en los que se los saltan (y no cumplen otras normas de tráfico) y matan al resto de usuarios, llámese peatón, usuario de patinete eléctrico o ciclista en bicicleta.

Sencillamente, si te fijas solo en que los ciclistas se saltan los semáforos, van por la acera o cruzan un paso de peatones montado, tu odio al ciclista habla por ti.