Bicicletas Rivas

459

Bicicletas Rivas, nace como un proyecto lleno de ilusión y con una gran dosis de optimismo dadas las circunstancias actuales que nos rodean. No es una iniciativa empresarial que parta de 0 sino es la continuidad de un proyecto que nació en 1996, llamado Bicicletas Parrado, el cual ha estado dando un gran servicio a los usuarios de la bicicleta en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid.

Alberto Municio, como “manager” de la tienda, cogió la riendas del negocio el pasado año y desde entonces ha estado trabajando con tensón para dar continuidad al proyecto, pero sin olvidar lo importante que es la máxima “renovarse o morir”, dándole un lavado de cara, incorporando nuevas marcas, nuevos materiales y fichando a nuevo personal en el taller, que es el alma de la tienda. “Javi-Rivas” es el encargado de dejar las máquinas a punto, no hay holgura, tornillo o ruidito insufrible que se le resista.

Este tandem de emprendedores, están consiguiendo hacerse un hueco poco a poco atendiendo a la perfección las necesidades de sus clientes de toda la vida y a los que están por venir.

Entrevista a Alberto Municio.

¿En que momento decides meterte en un barco como este?

Como bien habéis dicho la situación actual no es buena y hay que moverse para seguir adelante. Cuando Carlos parrado me dijo que se jubilaba vi una oportunidad con la que poder seguir hacia delante. Era algo totalmente diferente a lo que me dedicaba pero no era nuevo porque llevamos montando en bici muchos años. Empezar con una tienda ya montada es una buena ayuda para comenzar una nueva etapa.

¿Cómo ves el panorama actual del mtb?

Se está moviendo porque las bicis no consumen gasolina. El precio es lo principal, hay mucha competencia, pero la gente parece que ha encontrado en la bici la herramienta para pasar el tiempo libre o desplazarse de una manera económica.

¿A los que no os conocen, como describirías tu negocio?

Una empresa familiar. No somos grandes y no podemos tener todo, pero lo conseguimos. Lo más importante para nosotros es que el cliente tenga un producto adecuado a sus necesidades tanto como si compra una bici nueva o como si la repara. En la venta intentamos que sea el cliente el que elija su bici y no que elijan por él, y en el taller tratamos de dar la confianza de que su bici va a ser tratada como si fuera nuestra y se le hará lo que realmente necesite.

¿Montáis en bici habitualmente o “en casa del herrero…”?

Montamos todo lo que podemos. Incluso nos coordinamos para montar y no dejarlo. Javi es una autentico especialista en descenso, pocos le pueden seguir bajando y eso de adelantarle es algo casi imposible. Y a mí lo que me gusta es subir y el rally. Dos tipos muy diferentes a la hora de montar.

¿Con que marcas trabajáis habitualmente?

Hemos intentado dar un empujón a las marcas Españolas como Conor y MMR, la primera de Pamplona y la segunda de Asturias. Son marcas muy buenas y fiables con unos montajes muy equilibrados en componentes. Nada que envidiar a marcas con mucho más nombre. Y luego también trabajamos con Ghost, una marca Alemana Joven pero muy dinámica. Me gustó por lo mismo que las anteriores, los montajes de sus componentes son muy equilibrados. Las tres marcas tiene un precio – calidad muy bueno y cada una con su toque especifico.

¿De tu vida antes de montar la tienda a la actual, en que ha cambiado?

Ahora mi cabeza no para, a veces veo ruedas, bielas, manillares, horquillas… que otros no ven… Es un trabajo muy entretenido y es lo que te gusta, pero requiere mucho tiempo y sacrificio.

http://www.bicicletasrivas.es/