Entrevista a Antonio Martín, de nuevo, campeón de España Master 30

149
pispa

El pasado sábado 24 de agosto, en la calurosa Murcia, se celebraron los Campeonatos de España. En la categoría Master 30, Antonio Martín (ESTEVE – CHOZAS Team, selección Castellano-Leonesa) defendía su título, conseguido en 2012 en Cantabria. Y no solo lo defendió, sino que lo revalidó.

Después de las celebraciones, bien merecidas, pensamos visitarle en su guarida y acompañarle montando en bici por su zona habitual de entrenamientos para charlar y que nos contara en primera persona sus impresiones.

Vive en la tranquila y fría localidad de San Rafael – El Espinar (Segovia), donde es un auténtico héroe popular, admirado, aclamado y saludado por todos sus vecinos.

Y no me sorprende nada, porque yo lo definiría como el «gentleman del pelotón» master pro-tour, como a él le gusta decir. Solo le conozco amigos, y es genial observarlo antes y después de las pruebas: charla con todos, alivia tensiones, explica una y otra vez las circunstancias de carrera -corre varias veces las carreras, una en bici y varias contándolo-, une, ríe y vibra con el ciclismo.

pispa_3

He tenido la suerte de compartir con él horas de viaje, de hotel, de desayunos, de comidas, de cenas, de competiciones, de cursos, incluso de cenas de gala, y aún me sorprende su modestia, sus ganas de facilitar todo y su pasión por el deporte que practica.

Pero ahora quiero que nos cuente sus impresiones sobre cómo consiguió una victoria tan contundente en los Campeonatos de España.

::Antonio, cuando arrancaste a falta de 60 km para meta, ¿lo hiciste con intención de llegar?

Ni se me pasaba por la cabeza, de hecho mi primer pensamiento fue que la había pifiado y que ¿adónde iba? Sería la anécdota de la carrera, muy bonita, pero se quedaría en eso y punto. Yo, contento porque había jugado mi carta y suponía que, por detrás, me pillaría un grupo más o menos pequeño, en el que viajaría cómodo junto a alguno de mis compañeros de selección para llegar más fresco al final y poder rematar mi trabajo.

El año pasado, en Solares (Cantabria) gané gracias a que un compañero de selección iba por delante y pude beneficiarme de esa circunstancia. La idea era que este año fuera otro compañero el que pudiera aprovecharse de mi esfuerzo.

La selección castellano-leonesa lleva tres años marcando la diferencia y este año estábamos todos con un buen nivel, cualquiera podía liarla.

Pero los kilómetros iban pasando, las piernas me funcionaban muy bien y la cabeza aún mejor. Al fin y al cabo, había preparado la prueba bastante bien y me encontraba en una situación que echaba de menos desde hace mucho tiempo.

Había conseguido un margen que no me habían permitido en todo el año y me lo tenían que quitar, con el esfuerzo e incertidumbre que ello conlleva.

Las referencias que me daban se iban manteniendo y en la última vuelta ya no especulé con la intensidad de mi esfuerzo. Ahí confiaba en llegar vencedor a la meta.

Aunque los últimos tramos eran rectas muy largas, con avenidas muy anchas y con un viento que soplaba fuerte de cara, a falta de 4 kilómetros me vi con opciones reales de llegar.

pispa_1

:: ¿Qué supone para ti y para tu equipo volver a llevar el maillot de Campeón de España?

En general, es una gran alegría y satisfacción, compartida con todos los compañeros. Es el premio a un trabajo bien hecho, con un objetivo concreto y muy complicado de poder llevar a buen término. Por eso, la alegría es mayor.

A nivel interno nuestro, nada, salvo que algún patrocinador se anime y nos quiera ayudar un poco, aprovechando la buena imagen que damos.

Somos un grupo de amigos que vamos a seguir igual: entrenando, disfrutando, buscando sensaciones y jugando en las carreras. Intentamos hacerlo lo mejor posible.

Ganar un Campeonato de España o dos o veinte está muy bien, pero es muy complicado por muchas cuestiones. Ganarlo no te hace mejor ni superior a nadie. Y no ganarlo tampoco te hace ser peor que el ganador.

Detrás de ello hay una evolución, una trayectoria y un respeto; que se gana y consolida día a día en las carreras y fuera de ellas. Y eso es lo que nosotros más valoramos. Esto en infantiles, juveniles, amateur o profesionales creo que debería verse así.

pispa_2

:: ¿Cuál de los dos campeonatos te ha costado o emocionado más?

Han sido muy diferentes. Ganar cuesta mucho. Ya sea al sprint en un grupo grande o pequeño, o escapado solo, o con tres. Es difícil quedarme con uno, pero sin duda, este de Murcia por la forma de conseguirlo, por el trabajo realizado, por la incertidumbre que se mantuvo hasta el final y por lo inesperado.

Además, es el que más satisfacciones está dándome y lo estoy disfrutando. No me imaginaba poder repetir.

:: ¿Cómo te sientes cuando recibes el apoyo y admiración de tu familia y vecinos?

Muy abrumado y agradecido. Sobre todo, me llena de orgullo cuando la gente disfruta como tú, hace suya esa alegría y se siente parte de ello.  Creo que valoran el esfuerzo que hay detrás.

En cuanto a la admiración, no creo que sea ejemplo para nadie, al fin y al cabo, hago lo que me gusta.

pispa_5

:: Fuiste ciclista profesional, ¿consideras que no tuviste las suficientes oportunidades para brillar más en ese campo?

La verdad, creo que hice méritos de sobra para tener alguna oportunidad digna más y, por lo menos, que no se rieran ni se aprovecharan de mí.

En este circo hay mucho indeseable que estaría mejor en ningún lugar. Los dos años que fui profesional demostré que tenía mi sitio. Cada año iba progresando más.
¿Hasta dónde habría llegado? No lo sabremos, porque sencillamente no ocurrió, opté por que no siguieran riéndose de mí.

:: Como integrante activo del C.D. Caloco, ¿cómo ves el futuro de los chavales dentro de este deporte?

Si enfocas la actividad como hobby, salud, disfrute, vía de escape, etc.; lo veo muy bien. Para salir a montar en bici cuando a uno le apetece, sin objetivos ni metas, ni competencia; no hace falta más que una bici, ganas de vez en cuando y que no haga mucho frío –sonríe porque siempre me habla del frío que pasa entrenando en esta zona–. Pero, cuando llegan a una edad, a un nivel donde tienen que evolucionar como deportistas y que puedan ganarse la vida; conozco a pocos chavales con la mentalidad suficiente para afrontar las exigencias que llega a tener este deporte.

Son muy pocos los que siguen entrenando para ver hasta dónde pueden llegar. Eso implica niveles de participación muy bajos (los pelotones cada vez más pequeños), pocas carreras, pocos equipos y poca motivación. Es la pescadilla que se muerde la cola.

En nuestro club tenemos escuelas y, con relación a la densidad de población que hay, podemos estar muy orgullosos de tener los niños que tenemos.

Intentamos que sean aplicados y que hagan una gran piña. Cuando pasan a categorías superiores, procuramos colocarlos en equipos cercanos, para que puedan seguir desarrollándose con nosotros y su entorno familiar, y estamos pendientes de ellos hasta donde podemos.

La bici debería convertirse en una faceta más que les ayude a crecer como persona. Primero, cuidar los estudios y hacerles ver que hay tiempo para todo.

En ese sentido, las personas que están con ellos tienen muy buen criterio. Mi amigo Juan Manuel Gea es el que se encarga de gestionar todo esto y encima tiene tiempo para llevarme los entrenamientos. Es un fenómeno.

:: Y en tu categoría, ¿cómo ves las competiciones?

Cada vez más exigentes. Aquí, al contrario que en amateur, cada vez hay más gente participando. Cada año, se anda un poco más y cuesta un gran esfuerzo jugar a ser ciclistas. Pero bueno, al final, casi todos trabajamos y sacamos tiempo para entrenar duro y para descansar.

pispa_4

:: ¿Alguna cosa que creas que nos dejamos?

Pues, agradecer mucho las muestras de cariño que he recibido de mis familiares, amigos, compañeros… Además, destacar la ayuda y paciencia que tienen conmigo las personas más cercanas a mí para poder darme el capricho de disfrutar de la bici de esta forma. Y dar un toque de atención a los conductores y usuarios de las vías públicas, para que se respete más a los ciclistas y podamos convivir sin crear más peligro del que es inevitable.

::Os aseguro que esto es un pequeño resumen de todo lo que dio de sí esa tarde que compartimos con el amigo “Pispa”.

Desearle suerte y muchos éxitos para la próxima temporada.

Nos vemos por los caminos…