Enemigos potenciales del ciclista: El ciclista incívico

117

ciclista_incivico

Tras la anterior publicación en la que hablaba sobre el peligro que representan los peatones zombies para los ciclistas, recibí varias críticas basadas en el recurso “y tú más”. En esta serie de artículos trato de identificar y aislar cada uno de los peligros a los que se enfrenta un ciclista por el mero hecho de salir a pedalear. Podría parecer como en el caso de los peatones distraídos, que ellos son la única causa de nuestros males y esto no es así, es una causa más dentro de un maremágnum de situaciones y comportamientos.

Dicho esto, hoy voy a centrarme en uno de los peligros más tristes y habituales que nos podemos encontrar cuando montamos en bicicleta, hablamos del denominado ciclista incívico.

Este tipo de personas que se hacen llamar ciclista, desprecian cualquier tipo de norma y lo que es peor ponen en peligro al resto de usuarios de la vía pública y sirven de excusa perfecta para desacreditar al resto de ciclistas que circulan por la carretera.

No estamos hablando de ciclistas que se despistan y la lían, eso nos puede pasar a cualquiera, hablamos de aquellos que las normas de circulación no están hechas para ellos.

El primero de los casos más comunes de ciclista incívico es aquel que ve los semáforos como parte del mobiliario urbano que sirve para decorar la ciudad de bonitos colores. El rojo no significa nada para él/ella. Esta es una situación muy peligrosa por varios motivos, porque puede golpear a un peatón cuando está cruzando, porque puedes obligar a un vehículo a realizar una maniobra peligrosa o simplemente porque puede terminar volando por los aires.

Otra situación muy peligrosa, sobre todo para el ciclista, es el “todo vale” a la hora de ir adelantando posiciones entre coches, camiones y autobuses. Tenemos una alta probabilidad de acabar aplastados o debajo de las ruedas de algún vehículo.

Una de las actitudes que más critican a los ciclistas es la de convertirnos en vehículo o en peatón cuando nos da la gana, es decir vamos por la carretera pero cuando nos interesa nos convertimos en peatón y circulamos de la misma forma pero ahora por la acera.

https://www.youtube.com/watch?v=i8k_qZIS9yM

Si quieres ir por la acera, te bajas de la bicicleta y caminas tranquilamente, pero no puedes ir montado porque hay muchas probabilidades de que atropelles a un peatón.

El sitio de los ciclistas está en la carretera o en su defecto en un carril bici acondicionado para tal actividad. Igual que reclamamos el 1,5m entre nosotros y los coches, lo mismo debe de pasar con los peatones, no seamos hipócritas.

El exceso de velocidad podría ser otra característica del ciclista incívico, siempre que puede, normalmente cuesta abajo se deja llevar por la velocidad, con lo que puede cometer cualquier irregularidad de las antes mencionadas a una velocidad de vértigo incluso puede darse la situación de verse obligado a parar y que no le de tiempo.

Amigos y amigas ciclistas para poder exigir respeto debemos a su vez de ser respetuosos con el resto de usuarios. Hay sitio para todos, así que vamos a llevarnos bien.