¿En serio quieres seguir así toda la vida?

Día sí y día también y cada vez la cosa va a peor. Tener un coche eléctrico no es la solución a ninguno de tus problemas ni los del planeta como nos quieren hacer ver otra vez. El gran problema de muchas de las grandes ciudades es...

¿Te dicen que te están matando a diario, y lo único que haces es decir «es lo que hay«?

¿Tan dormida y domesticada está la sociedad actual? Es realmente triste ver que a nadie le importa nada, incluso si les están robando su tiempo, su dinero y su vida.

Llevamos 4 o 5 décadas donde todo el mundo ha decidido que vivir en una gran ciudad es lo mejor, es donde hay trabajo, hay ocio, hay transporte, hay «vida».

Pero las grandes ciudades se han convertido en auténticas ratoneras, tan inmensas y pobladas, que vivir en ellas ya resulta prácticamente imposible.

Quien más o quien menos tiene una hora diaria al trabajo por la mañana, y si tiene suerte, algo menos de vuelta por la tarde. Eso amigos, guste o no guste, no quede otra o quede, no es vida.

Si además ese trayecto es en coche, por mucho podcast o audiolibro que escuches en el viaje, solo te estás engañando a ti mismo.

No, no todo el mundo puede cambiar de trabajo, de casa, de ciudad, o ir en bicicleta al trabajo, pero muchos si que pueden…

En alguna ocasión ya se ha comentado que, la bola de nieve ya es tan grande, que hacer cambiar de opinión a todos esos millones de personas, es sencillamente imposible.

Pero aquí no se trata de convencer a todos, si no que los que están convencidos y no se atreven, den el paso y cambien su estilo de vida, primero por su bien, y luego por el del resto del planeta.

Una complicada pero a la vez sencilla aplicación móvil para intercambiar trabajos con otras personas, o viviendas, o plazas de colegio, sería de gran utilidad. Esta aplicación calcularía incluso el gasto de tiempo diario en transporte o el gasto económico diario, mensual o anual del mismo, comparándolo si viviésemos o trabajásemos mas cerca y no perdiésemos tanto tiempo en el coche o el transporte publico.

Pero volviendo a lo adormecido de la sociedad, es responsabilidad de todos, pero sobre todo de los que aspiran a algo mejor, a quejarse, a pedir, a movilizarse, a convencer a otros de que la manera en la que estamos viviendo, solo nos lleva a algo muchísimo peor.

El aire que respiras en tú ciudad es veneno, la mayoría proveniente de los coches, includidos los eléctricos, pero como no lo ves ni te mata de inmediato, te da lo mismo

Exigir quitar espacios dedicados a coches, aparcados y en circulación, crear más zonas verdes, aceras más anchas, más sombras, más carriles bici, y menos centros comerciales en las afueras de la ciudad.

Sí, son muchas cosas, y muchas más que no da tiempo a contar en tan pocas palabras, ¿pero en serio quieres seguir tragando aire contaminado, estresado a diario conduciendo o buscando aparcamiento, perdiendo horas metido en el coche o viviendo a 40km del trabajo?.

No se, a veces pienso que el loco soy yo, y sí, tengo coche, y moto también, pero los utilizo cuando no queda más remedio o para viajes largos, el resto voy en bici, transporte público o caminando.

Necesitamos más personas que despierten, que pongan un pequeño grano de arena, por muy pequeño que sea, si somos muchos, moveremos montañas.

La cultura del coche de los últimos 50 años, metida con calzador por las industrias petroleras y la automoción, con el visto bueno de políticos untados, solo nos ha llevado a la deriva.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: