En el hospital tras encontrarse un alambre de espino atado de lado a lado de un sendero en Torrelles de Llobregat

15319
En el hospital tras encontrarse un alambre de espino atado de lado a ladeo de un sendero en Torrelles de Llobregat
Un alambre de espino colocado a la altura de la cara para provocar el mayor daño posible. Las trampas para ciclistas son tan peligrosas que pueden costar la vida a quien circula en bicicleta, moto e incluso caminando.

Mira que nos gusta poco hacernos eco de este tipo de noticias, pero la gravedad de la situación y la máxima difusión es la única forma de parar esta lacra de las trampas para ciclistas.

Miquel Castillejos Llensa ha vuelto a sufrir el ataque de algún indeseable en un sendero frecuentado por infinidad de ciclistas en bicicleta de montaña, justo en el mismo lugar donde ya tuvo otro accidente muy similar hace tiempo.

Este ciclista catalán ha visto como un alambre de espino atado de lado a lado del camino en dos árboles le mandaba directo al hospital.

El cable de acero con pinchos estaba situado a la altura de la cabeza y sin ningún tipo de señalización, es decir, para provocar el mayor daño posible.

En el mismo sendero y en los mismos árboles de la bajada conocida como DH Torrelles, en Torrelles de Llobregat, Barcelona, ya colocaron una trampa idéntica no hace mucho tiempo, por lo que hace pensar que se trata de la misma persona.

«Estoy cabreado e indignado pero bien. 9 puntos de sutura y a pedalear.»

El caso está en manos de las autoridades, quienes van a investigar el caso de Miquel.

Ahora, tras pasar por quirófano y 9 puntos de sutura en su cara, se recupera para después tener que realizar una cirugía estética para arreglar el desastre.

Un par de centímetros a un lazo y el alambre de espino le habría destrozado sus ojos.

Miquel se lo toma con ánimo, y solo quiere poder volver a montarse en su bicicleta, y por su puesto no tener que volverse a encontrar una trampa en ningún camino.

Cualquier tipo de indicio o peligro en los caminos, debe ser denunciado y señalizado para que nadie pueda resultar herido.