En bicicleta eléctrica por la nieve del North Shore canadiense

Dicen que para moverse con agilidad por la nieve lo mejor es tener el peso mínimo y unas ruedas no muy anchas, como el famoso coche Seat Panda 4×4 tan famoso en las carreteras andorranas en invierno.

Claro está que si echamos la vista más al norte, en Islandia los vehículos 4×4 tienen unas ruedas tan grandes que serían capaces de pasar por encima de nuestro coche sin inmutarse.

Curiosidades a parte, montar sobre nieve en bicicleta es todo un mundo, y los tipos de nieve y de caminos que utilicemos en nuestra ruta tienen mucho que ver, al igual que el tipo de bicicleta que llevemos, sobre todo sus ruedas.

Un taqueado separado y lo más largo y puntiagudo ayudará siempre que la nieve no esté a punto de volverse hielo (te suena esto verdad…).

Ya que sea una bicicleta eléctrica o con motor o no, influirá a la hora de subir y llanear si la nieve es bastante profunda y blanda, no tanto así a la hora de bajar.

Sea como fuere, Kona Bikes nos muestra en este gran vídeo su nueva E-bike de Trail en uno de los senderos más famosos del North Shore canadiense con la nieve como protagonista

La bicicletas eléctrica Kona Remote 130, pese a su nombre cuenta con 140 milímetros de recorrido, ruedas de 29″, motor Shimano E7000 junto a una batería de 504 Wh, frenos de cuatro pistones y grupo Deore de 12 velocidades entre otras características

Scott “Shiggy” Mackay es el encargado de darle la acción al vídeo, y no se le da nada mal. ¿Cuánto pesará la Kona?

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: