El Tour pende de un hilo sujetado por la UCI y ASO, y en el otro extremo por Estado Francés

Cada equipo se puede permitir 1 positivo por semana, sean corredores o staff...

81
El equipo SKY llegando a París con el Arco del Triunfo a sus espaldas. - Archivo

Hoy comienza el Ciclismo, con mayúsculas.

Así es como lo ha defendido durante meses la Unión Ciclista Internacional, el organizador de la prueba, ASO, equipos ciclistas y diversas personalidades del mundo de las dos ruedas.

«Sin Tour no hay ciclismo»

Esa es la frase que más a sonado, al menos con más fuerza durante los meses que hemos vivido de incertidumbre.

El Tour es el Tour, pero el Tour es también de Francia, y como está ocurriendo en España, el país vecino no está en su mejor momento en cuando a los casos positivos detectados en las últimas semanas.

Pero el dinero manda, si el Tour se para, el ciclismo termina, al menos para algunos.

Hoy arranca la 107.ª edición del Tour de Francia, con mucha alegría de poder disputarse pese tener que haber sido aplazado y contar con numerosas bajas de importancia.

Lo hace desde Niza, ciudad que esta misma semana el gobierno francés colocaba en la «zona roja» por el incremento de casos detectados en los últimos días.

Como Niza, otros 21 distritos franceses se encuentran también en «pre-alerta». En principio no ocurre nada, salvo que las autoridades competentes de cada una de las zonas afectadas decidan lo contrario.

El protocolo de la UCI, el más flexible para garantizar que el Tour llegue a París

La UCI, junto con el organizador del Tour, ASO, ya anunció hace muchas semanas los diversos protocolos sanitarios y de seguridad.

Se habló incluso de celebrarse sin público, pero finalmente esta opción se descartó aplicando una normativa más suave.

Esta incluye que la caravana del Tour de Francia se haya limitado a 3000 personas, el 40% de otros años.

Los grandes puertos de montaña y llegadas en alto se cerrarán al tráfico motorizado días antes de dicha caravana, pudiendo solo acceder a esas carreteras a pie o en bicicleta.

Las denominadas «burbujas», de las que también te hablamos en su momento, estarán siempre presentes, aunque con 3000 personas, difícilmente se podrá controlar.

Los famosos test PCR que deberán presentar antes de la línea de salida y durante las diversas etapas, son los que más preocupan a todos.

Dar positivo no solo supone que te saquen de tu burbuja y te manden a casa 14 días, esto también puede suponer que todos los integrantes de tu burbuja corran el mismo riesgo, aunque el positivo venga del mecánico de un equipo.

Dos positivos y todo el equipo para casa

Hemos visto hace tan solo unos días como dos personas del equipo técnico del Lotto Soudal daban positivo en las pruebas previas realizadas.

Si se hubiese cumplido el reglamento que la UCI y ASO anunciaron y tenían establecido, todo el equipo Lotto Soudal, incluidos los ciclistas profesionales, no podrían haber tomado la salida hoyo en Niza. Si esto hubiese ocurrido ya metidos de lleno en carrera, también tendrían que haber abandonado el barco al estar en la misma burbuja.

Pero las quejas de equipos, ciclistas y otros interesados, han hecho que este reglamento se suavice, y ahora los dos positivos solo «serán válidos» si ocurren dentro de la misma semana. Esto quiere decir, que cada equipo se puede permitir un positivo por semana, es decir tres en todo el Tour 2020.

Por eso, que el Tour de Francia llegue a París el Domingo 20 de septiembre, pende de un hilo, el cual a un lado está sostenido por ASO y la UCI, y el otro por el Estado Francés.

Por otro lado, las declaraciones Christian Prudhomme, director de la carrera, y David Lappartient, director de la UCI, dan a entender que si hay que parar la carrera o echar a la mitad de los equipos, se hará sin dudarlo ni un momento.

¿Alarmismo?, no. No hay porque alarmarse, ya sabemos todos, o eso creemos, que las pruebas PCR son como una escopeta de feria, que la UCI cuando quiere ocultar algo o cambiarlo a su favor es especialista en ello, y sobre todo, que el dinero manda.

¡Qué comience el espectáculo!